Convencional: polémica en el sector por el proyecto de fomento para áreas maduras 

Provincias productoras y compañías petroleras aseguran que no conocen la letra chica del proyecto y anticipan que tendrá “poco impacto”. Señalan que tiene requerimientos altos y que los beneficios se quedan “cortos”.  

La Ley de Promoción de Áreas Maduras que anunció el ministro de Economía y candidato a presidente, Sergio Massa, generó poco entusiasmo entre las provincias productoras y las petroleras enfocadas en los yacimientos convencionales. Anticipan que, tal como se planteó, la medida tendrá “poco impacto” porque consideran que tiene requerimientos altos y ofrece beneficios que no cumplen con el objetivo de hacer más atractivo el desarrollo. 

Energía On consultó a las carteras de Energía de las provincias que serían las alcanzadas por la medida, y resaltaron que «no conocen» la letra chica del proyecto y que solo tienen “ideas generales”. En paralelo, las petroleras le dijeron a este medio que se trata de una propuesta «pobre», que no solo no cumple con el objetivo final de hacer «atractiva» la explotación de este tipo de áreas maduras, sino que tampoco está bien «enfocada».  

Según comentaron, el equipo de la secretaría de Energía de Nación que conduce Flavia Royon se reunió con la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi) para presentarles la iniciativa. En términos generales, las provincias celebraron el «concepto» del proyecto, aunque hicieron planteos para «bajarlo a la realidad». 

La medida del Gobierno contempla una serie de beneficios impositivos para fomentar las inversiones en el sector, que fue bien recibido por parte de las provincias. El principal punto que destacaron es que las empresas que accedan al programa y alcancen un incremental de producción con un aumento en las inversiones -ejes previamente definidos- serán habilitadas a exportar una porción de ese volumen nuevo. 

Sin embargo, este punto no causó demasiado interés por parte de las petroleras, ya que reclaman que los montos de inversión requeridos son «altos» y los incrementales que podrían exportar los consideran bajos (ver adelante). 

En línea con las productoras, los reclamos de las provincias tuvieron eje en dos puntos: el primero es que la medida oficial pide un monto de inversión mínimo para acceder a esos beneficios que para algunas «es demasiado alto». Otras con poca o nula infraestructura que las conecta con los puntos de exportación pidieron que se considere la posibilidad de hacer swaps de producción, es decir, intercambios no físicos. 

Hicimos comentarios en la reunión y si es que se va a presentar esperemos que de alguna manera nos hayan hecho caso a las observaciones».

Equipo de Energía de una provincia de la Ofephi.

«En la reunión tratamos de bajarlo a la realidad de cada provincia, entendemos que los campos maduros y el convencional es otro negocio diferente al no convencional. Lo que hicimos fue hacer comentarios, y si es que se va a presentar, esperemos que de alguna manera nos hayan hecho caso a las observaciones», plantearon desde la cartera de Energía de una provincia productora. 


El video de la polémica: una jugada rápida para evitar un conflicto


Lo llamativo es que el video en el que Sergio Massa anunció el proyecto de fomento es que no se publicó en sus cuentas oficiales en redes sociales, sino que fue a través de las cuentas del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, y de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

Justamente, los referentes petroleros de esas cuencas, Jorge “loma” Ávila y Claudio Vidal, organizaron una masiva asamblea el jueves pasado en la simbólica localidad de Ramón Santos, ubicada entre ambas provincias.

Los gremios petroleros del sur manifestaron su descontento con la medida oficial y aseguraron no conocerla. (Foto: gentileza)

Criticaron al oficialismo por no incluir ni a los gremios, ni a las nuevas autoridades electas en el armado del proyecto, que también aseguraron “no conocer”. Además adelantaron que presentarán uno de elaboración propia.

Por la reconstrucción que pudo hacer este medio, el anuncio oficial que la mayoría dice desconocer, pareció una jugada rápida para evitar un conflicto en la previa a las elecciones que no pudo contenerse, y los gobernadores oficialistas y salientes sirvieron como puente para evitar algo que finalmente no se pudo. 


Petroleras: exportaciones libres para empresas chicas 


Las empresas enfocadas en los desarrollos convencionales constantemente reclaman beneficios que fomenten la explotación de este tipo de yacimientos que tienen baja productividad y, por lo tanto, baja rentabilidad. Señalan, además, que la mayoría de los planes provinciales permiten sostener proyectos y disminuir la curva de declino más que incrementar las extracciones. 

La nueva iniciativa causó poco entusiasmo entre las petroleras, ya que no solo consideran que es una propuesta «que se queda corta», sino también que los incentivos «no están bien pensados».  

«Hay que pensar incentivos que hagan que los desarrollos convencionales sean atractivos, algo que no sucedió hasta ahora», reclamaron desde una firma con desarrollos convencionales en una de las cuencas del sur.  

Se necesita una medida más orgánica y realmente hay que definir a dónde conviene dar un incentivo: o se lo das al reservorio o a las empresas que se dedican a operar este tipo de campos».

Titular de una petrolera.

«Se necesita una medida más orgánica y realmente hay que definir a dónde conviene dar un incentivo: o se lo das al reservorio o a las empresas que se dedican a operar este tipo de campos», planteó un titular de otra empresa dedicada.  

Las petroleras consultadas por este medio señalaron que recibieron un borrador del proyecto que entienden que no es final, porque no incluye desarrollos de gas. El que circuló no supera las 10 páginas y solo hace referencia a la producción de petróleo, algo que les llamó la atención. 

El borrador que circuló entre las productoras no tiene detalles sobre gas y está enfocado en petróleo. (Foto: archivo Matías Subat)

Según indicaron, ese borrador contempla que las empresas que logren un incremental de producción podrán exportar el 50% de ese volumen «libremente y sin retenciones».  

Si bien a la distancia parece atractivo, llevado a la práctica pierde valor, y así lo muestran los números: si un campo produce 100 metros cúbicos de petróleo y se logra un incremental del 10% (10m3/d), las empresas podrían exportar 5 metros cúbicos sin retenciones, es decir 31 barriles por día. 

En números

50%
del volúmene incremental de producción se podría exportar sin retenciones y de manera libre.

Y lo más complejo de este incentivo es que, antes de plantear el incremental, se debe primero acordar alguna base de declino. Incluso, aunque se logre un aumento de producción, lo que parece más difícil todavía es definir durante cuánto tiempo. 

Una idea general que se planteó entre las empresas es que Nación diagrame, a través de una resolución, un esquema en el que le permita las empresas chicas (que controlen menos del 2% del mercado) exportar producción sin retenciones y libremente. Y respecto a los beneficios provinciales, lo que buscan es acceder a potenciales descuentos de regalías y/o bonos extraordinarios que pagan anualmente, una medida que no depende del gobierno nacional. 

Estos son algunos de los puntos que reclaman tanto desde el sector privado como desde las provincias y es precisamente a lo que se refieren cuando plantean que el «concepto» del proyecto es bueno, aunque «hay que bajarlo a la realidad».  

Entienden que la explosión de Vaca Muerta marcó importantes diferencias entre los desarrollos no convencionales y los convencionales. Y principalmente que la conformación de esta «nueva industria», que hoy representa poco más de la mitad de la producción de petróleo del país y otro casi 35% en el caso del gas, requiere normativas a medida. 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios