Energía Mundo pyme

Eficiencia para ahorrar y concientizar

Beneficio económico y compromiso con el cuidado del medio ambiente. Dos factores que se combinan y potencian para que cada vez más empresas se ocupen de mejorar la eficiencia energética en sus procesos de producción de bienes y servicios.

29 nov 2018 - 00:00

En línea con el Acuerdo de París, firmado en 2015 por 195 países que se comprometieron a combatir el cambio climático, Telefónica, una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del mundo, lanzó un plan cuyo objetivo central es reducir a la mitad el consumo de energía por unidad de tráfico, es decir cada elemento conectado a la red como teléfonos, computadoras o televisores que puedan transmitir voz y datos.

Para ello firmó un acuerdo con Vertiv, empresa líder en soluciones tecnológicas. “Estamos aportando todo nuestro conocimiento y tecnología para actualizar los equipos e infraestructura en busca de reducir el consumo energético”, comentó Oscar Fenoll, responsable a nivel mundial en Vertiv de la cuenta de Telefónica.

El directivo explicó que además del consumo de los equipos de comunicaciones hay una serie de elementos que garantizan su correcto funcionamiento, como baterías, generadores o equipos de refrigeración que “consumen la misma energía o más que los propios equipos de comunicación”.

El plan de Telefónica incluye también disminuir un 30 por ciento la emisión de gases de efecto invernadero para 2020 y un 50 por ciento para 2030, año en el cual se propone usar un cien por ciento de energías renovables. Los proyectos de eficiencia energética implicarían un ahorro de 90 millones de euros.

Vertiv ya empezó a trabajar en locaciones de Telefónica en Brasil, Chile, Perú y otros países de Latinoamérica. “Comenzaremos en breve también en Argentina. No lo habíamos hecho antes porque los precios de la energía eran muy baratos y la ecuación económica no cerraba. Pero ahora las tarifas son altas y se espera que suban al menos otro 40% durante 2019”, precisó Fenoll.

La tarea no será sencilla ni rápida, ya que Telefónica tiene en todo el mundo alrededor de 200.000 sitios. “Hay que ir uno por uno, optimizándolo, por eso mismo comenzaremos por los que tienen mayor consumo”, señaló y explicó que el 20 por ciento de esos sitios consumen el 80 por ciento de la energía. “En Argentina hay varios edificios de la empresa que son grandes consumidores de energía”, destacó.

La sede central para el monitoreo de este proyecto estará en Londres, mientras que una sede en Italia se ocupará de las tareas en Europa y una ubicada en Colombia estará a cargo de Latinoamérica, además de las oficinas locales de cada país donde se realicen operaciones.

Fenoll recalcó no sólo el aspecto económico del trabajo sino el compromiso social. “El uno por ciento del consumo total de energía del mundo está en las telecomunicaciones, es una porción importante”, indicó y dijo que hay otras empresas trabajando en reducir el impacto del cambio climático “aunque no de manera tan sistematizada”.

En números
30%
es la reducción de gases de efecto invernadero pactada para el 2020. Para el 2030 el objetivo es 50%.
90 millones
de euros es el ahorro que significarían los proyectos de eficiencia energética.
Desde Ohio para el mundo: ayudan a empresas a ser eficientes
De paso por Buenos Aires, donde se realizó el noveno Workshop Global de Energía y Cambio Climático que organiza anualmente Telefónica, el directivo de Vertiv, Oscar Fenoll, conversó con “Río Negro Energía” sobre el acuerdo entre ambas empresas para lograr una reducción del 50% en el consumo energético por unidad de tráfico de la firma.
Vertiv es un proveedor estadounidense de equipos y servicios tecnológicos con sede en Ohio y desde hace dos años es parte del grupo Platinum. Tiene 20.000 empleados en todo el mundo y se estima que aproximadamente 500 personas participarán del proyecto.
“Con el cliente acordamos acelerar los tiempos de trabajo y para ello no solo utilizaremos la financiación de Telefónica sino que Vertif invertirá su propio capital”, detalló Fenoll y aseguró que el objetivo es reducir la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos por individuos, organizaciones o productos.
En ese sentido, dijo que reduciendo un 50 por ciento la energía utilizada sólo en la infraestructura de comunicaciones se logra ahorrar aproximadamente el 25 por ciento del total de energía que consume un edificio.
Por último, señaló que también están trabajando en el mismo objetivo con empresas de data center, que “han crecido mucho y se espera que lo hagan mucho más en el futuro próximo”. En ese caso, la idea es que las nuevas centrales ya tengan una certificación energética óptima desde el punto de vista del consumo.
Corresponsalía Neuquén

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.