GNL y gas seco: un artículo limitaría el ingreso de áreas de Vaca Muerta

Un artículo de la norma contempla el destino exclusivo al proyecto exportador y dejaría de lado los bloques en los que además se genere petróleo. Qué zona es la abarcada y qué empresas ya tienen áreas allí.

Un artículo del proyecto de Ley de Promoción del GNL genera un abanico de voces en contra, dado que son varios los especialistas que sostienen que implica que solo podrán participar de la producción de GNL las áreas ubicadas en lo que se denomina como la ventana del gas seco, es decir que solo generan producción de gas, sin petróleo.

Puntualmente se trata del artículo 27 en su inciso “a”, que marca que podrán ser incluidos en el régimen de promoción los proyectos que «prevean el compromiso de inversión en uno o más yacimientos operados por los beneficiarios o las beneficiarias por sí o por quien contraten al efecto, o bajo contrato de suministro de largo plazo, para la producción de gas natural con destino exclusivo al proyecto de GNL”.

Estas interpretaciones parten de esa definición de “destino exclusivo”, pues son varios los especialistas que sostienen que no podría tener tal destino exclusivo si de esos pozos se extrajera además de gas, petróleo.

Pero son precisamente interpretaciones dado que el texto no indica taxativamente ninguna restricción y desde las operadoras de Vaca Muerta se advirtió además que «con una reglamentación posterior entendemos que se puede precisar bien qué áreas van a poder participar».


Cómo son las ventanas de Vaca Muerta


Al analizar las ventanas de producción de Vaca Muerta se observan 5 zonas o, precisamente, ventanas. Comenzando desde la margen este, se encuentra la del petróleo negro en la que se espera solo la producción de crudo y además con una gravedad API más baja, es decir un petróleo más pesado que el shale estándar.

La siguiente ventana es la del petróleo volátil, un crudo más liviano que es acompañado por algo de gas. El caso más claro es el de la producción que se obtiene en Loma Campana.

Las dos ventanas que siguen, hacia el oeste, son las del gas condensado y el gas húmedo. Tienen una menor superficie y por eso son varias las áreas que tiene un mix de estas dos zonas, como es el caso de La Calera y Rincón de la Ceniza. Con variaciones, son bloques productores de gas con un nivel alto de petróleo asociado.

Y por último, bien hacia el oeste, se encuentra la ventana del gas seco. Una lonja en donde hay algunas áreas concesionadas que, como se mencionó, tiene una producción exclusiva de gas natural.

En este sector, sobre 47 concesiones otorgadas por Neuquén sobre Vaca Muerta, hay solo seis áreas: Sierra Chata y El Mangrullo, operadas por Pampa Energía; Aguada de Castro y Aguada Pichana Oeste (APO) operadas por Pan American Energy (PAE); Aguada Pichana Este (APE) operada por TotalEnergies; y Rincón del Mangrullo por YPF.

Esta lonja de Vaca Muerta en donde deberían realizarse los desarrollos para proveer el gas que se exportará en barcos es amplia, pero la mayor parte de los bloques están en poder de una sola firma: la estatal Gas y Petróleo del Neuquén (GyP) que no opera sus propias áreas sino que hace alianzas con otras firmas para eso.

Existen sí en esta zona siete permisos de exploración no convencional otorgados por el gobierno de Neuquén. YPF cuenta con dos de esos permisos sobre las áreas Salinas del Huitrin y Cerro Arena. Pampa Energía tiene uno sobre Parva Negra Este, y Capex sobre Parva Negra Oeste.

Tecpetrol tiene uno en Loma Ancha, ExxonMobil otro más sobre Loma del Molle, Selva María Oil sobre Cortadera Sur y PAE acaba de cerrar un acuerdo con GyP para el área Aguada de Castro Oeste. En tanto que el bloque Loma Ranqueles está en etapa de observación y depende de Tecpetrol.

Pese a que el artículo de la ley situaría los desarrollos en esa zona, son cerca de una veintena los bloques que están en poder de GyP, la empresa del Estado neuquino que mantiene abierta su carpeta de áreas para asociarse con otras firmas, pero que en este año solo recibió dos ofertas por estos bloques: Las Tacanas Norte, a propuesta de Pampa Energía y Aguada de Castro Oeste que ya se pactó con PAE.

Desde las empresas de Vaca Muerta no solo se ponen dudas sobre si efectivamente la ley limita los proyectos de GNL a esta zona, sino que además remarcaron que «tampoco está mal incentivar el desarrollo de esa ventana de Vaca Muerta donde hoy no hay casi actividad pero sí un gran potencial productivo, dejando el resto del gas de Vaca Muerta para el mercado nacional».


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios