Los combustibles subieron hasta un 28% en el canal mayorista y se espera un aumento en los surtidores

Las refinerías aplicaron ayer la mayor suba en mucho tiempo en el canal mayorista y es inminente un aumento en la venta al público general. Hasta la semana pasada el atraso en los surtidores llegaba al 30% en relación con el precio de importación.

Los coletazos del resultado de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) y la devaluación del peso que realizó ayer el gobierno al llevar el dólar mayorista a 366 pesos ya tuvieron el primer correlato en un segmento que venía corriendo muy por detrás de la inflación como son los combustibles. Las refinerías aumentaron ayer hasta un 28% el precio de las naftas y gasoil para el canal mayorista y en el sector se espera un inminente traslado a los surtidores, aunque con la incertidumbre del porcentaje final.

Antes de las elecciones el gobierno se había comprometido con las grandes refinerías a mantener un encuentro en esta semana teniendo en cuenta que finalizó el acuerdo de Precios Justos que marcó subas del 4% en promedio en los surtidores en los últimos meses.

Pero ese compromiso de pactar un nuevo aumento se vio trastocado con la fuerte devaluación aplicada ayer que llegó al 22% y suma presión al precio de los combustibles en surtidor que desde la misma petrolera de mayoría estatal, YPF, se reconoció el viernes que registraban un atraso en la paridad de importación del 30%.

El atraso en los precios de las naftas y el gasoil, pese a la seguidilla de aumentos aplicados en los últimos meses, es notable también en la comparación con el parámetro histórico que ha utilizado el sector de valuar en 1,10 dólares el litro de nafta súper.

Hoy en YPF el litro de ese tipo de nafta se vende a unos 206 pesos, mientras que si se hace la equivalencia a 1,1 dólares histórica sería de 402 pesos al dólar mayorista y de más de 780 pesos al blue.

La devaluación del peso aplicada ayer fue analizada por los estacioneros como un nuevo «baldazo» para el sector. «Este baldazo va para todo el mundo, pero nosotros ya venimos arrastrando hace rato. Son 4 años con este problema», aseguró el vicepresidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Neuquén y Río Negro (Cecnern), Carlos Pintos.

Y remarcó que «para fecha hace 4 años fue el primer congelamiento de precios. Y desde entonces no hemos tenido parámetros. El precio ha sido estrictamente político y nunca se ajustó a ninguna realidad, ni parámetro lógico».

El referente de los estacioneros de la zona admitió que «esperamos un aumento en el canal minorista en cualquier momento«, aunque al igual que sus pares sostuvo que «lo que no sabemos es qué porcentaje se aplicará».

La venta de combustibles es la herramienta clave del financiamiento de compañías como YPF y Pan American Energy (PAE), las dos petroleras más grandes del país. En el caso de la firma de bandera, el balance del segundo trimestre cerró días atrás con una ganancia de 380 millones de dólares, pero financiada en gran medida por un recorte enorme en la importación de combustibles, la compra a petróleo a terceros y la reducción a la mínima expresión de los inventarios de la firma, que en solo tres meses se redujeron un 80%.

Si el atraso en los precios era del 30% al viernes pasado, como sostuvo ante inversores el director financiero de YPF, Alejandro Lew, la devaluación de ayer suma mucha más presión, en un contexto en el que además la petrolera de bandera nacional ya acarrea un aumento en el año del 21% de sus costos de operación.

En el canal mayorista, que abastece desde empresas de transporte hasta al sector agropecuario, la suba aplicada ayer fue la más alta en largos meses. Resta ahora saber cuánto será el traslado a los surtidores minoristas, porque algo que se da como seguro es que será en los próximos días, con lo cual será el segundo aumento a aplicarse en este mes.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios