Exclusivo Suscriptores

Por Vaca Muerta, dos de cada tres barriles de petróleo del país salen de la Cuenca Neuquina

La producción de la región superó los 450.000 barriles diarios, niveles que no se veían en más de 20 años. El crudo de la formación shale llegó a los 357.000 barriles por día, y se contrapone a la caída que muestra el convencional.

La importancia de Vaca Muerta en el mapa petrolero del país es cada vez más determinante, al punto que el último registro de producción oficial reveló que no solo la Cuenca Neuquina lidera la producción de crudo, sino que dos de cada tres barriles que se extraen en Argentina provienen precisamente esas tierras.

De acuerdo a los registros de la Secretaría de Energía de la Nación, el último mes con la declaración completa de las operadoras es febrero, cuando en todos los yacimientos del país se extrajo un promedio de 680.528 barriles diarios.

Ya ese nivel de producción marcó un salto en sí mismo, un crecimiento del 0,5% en relación con el mes previo, pero un incremento del 6,7% si se lo compara con el mismo mes del año pasado, ya que en el año transcurrido, la producción nacional de petróleo sumó nada menos que 43.000 barriles diarios.

Y claro está que esos barriles provinieron casi exclusivamente de Vaca Muerta, acrecentando así su relevancia en el total de la producción nacional a apenas poco más de una década de la perforación del primer pozo.

En concreto, la producción de la Cuenca Neuquina llegó en febrero a los 452.186 barriles diarios, con lo cual representó el 66,5% de la producción total del país, dando así dos de cada tres barriles. Y dejando muy relagada a la Cuenca del Golfo San Jorge y su zona core de Comodoro Rivadavia que supo liderar las extracciones.


El auge de Vaca Muerta y la caída del convencional


La Cuenca Neuquina está compartida con Río Negro, La Pampa y parte de Mendoza, pero fue Neuquén la provincia que hizo punta ya que alcanzó los 381.500 barriles en ese mes. Y como se mencionó, fue Vaca Muerta el gran motor de tracción de este auge, ya que con 357.000 barriles diarios registrados en febrero representó el 79% del total de la Cuenca Neuquina.

Pero el auge de Vaca Muerta se da acompañado de un fenómeno opuesto en el segmento del convencional, que no cesa de caer y que es lo que explica en parte también el desplome de la cuenca que lideró al país en los últimos años: la Cuenca del Golfo San Jorge.

Si se comparan los datos de producción de febrero con el mismo corte del año pasado, puede observarse que la Cuenca Neuquina creció en participación más que lo que cayó la Cuenca del Golfo, ya que en el primer caso se pasó del 62 al 66% y en el segundo del 32 al 29%.

Dicho esto en barriles, la Cuenca Neuquina elevó sus aportes de 399.996 en 2023 a 452.186 en este año; mientras que la Cuenca del Golfo San Jorge cayó de 203.352 a 197.959 en el mismo período.

Pero esta tendencia es mucho más marcada si se observa lo que sucedía hace una década atrás, en febrero de 2013 cuando Vaca Muerta tenía un par de pozos. En ese momento, la Cuenca del Golfo San Jorge lideraba la producción nacional con el 47,5% de los barriles (253.000 barriles diarios), mientras que la Cuenca Neuquina se ubicaba detrás, con un 40% (214.000 barriles).

Un fenómeno de caída que, así como en el auge de la Cuenca Neuquina se explica por la producción de Neuquén, en el caso de la caída de la Cuenca del Golfo responde a lo sucedido en Santa Cruz y no así tanto a la producción de Chubut que ha logrado mantenerse prácticamente en equilibrio en la última década.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora