Entre el centro y las bardas




NEUQUÉN (AN).- Como es costumbre en Neuquén, los fieles marcharon hacia la zona de bardas en medio de la meditación y reflexión que amerita el recuerdo de los últimos momentos de Jesucristo entre los mortales. El Vía Crucis volvió a convocar a miles de personas en la capital provincial que caminaron entre oraciones y cantos.

La procesión se inició pasadas las 21, en la intersección de Islas Malvinas y Avenida Argentina, aunque una importante cantidad de personas comenzó a caminar desde el centro, luego de participar en la misa.

Para hoy, en la Catedral está prevista la vigilia y misa de resurrección. Comenzará a las 22 y, si bien se repartirán velas con protectores para la liturgia de la luz, se recomendó llevar las propias. Además, se pidió especialmente que una vez utilizadas no sean tiradas en el lugar sino que cada persona se las lleve nuevamente.

A media tarde, el oeste tuvo su ya clásico espacio diferenciado de la caminata que, en el centro, lleva la oración hasta la zona de Plaza de las Banderas. Cerca de las 15, el Vía Crucis de los barrios recorrió la calle Godoy, dirigido por el Padre Tony Qualiza, que trabaja con las comunidades del oeste de la ciudad.

En la Catedral neuquina están previstas para mañana tres misas de Pascua. Una a las 8, otra a las 11 y una por la tarde, a las 20 horas.

Ayer por la noche, la policía asistió para prevenir robos en las inmediaciones, ya que los fieles de toda la ciudad se acercan a participar del Vía Crucis y las arterias que circundan la Avenida Argentina quedan repletas de vehículos.


Comentarios


Entre el centro y las bardas