Erdogan ganó el referendum y concentrá más poder en Turquía

El presidente domina la política turca desde hace 15 años y ahora apunta a reestablecer la pena de muerte. La Unión Europea le lanzó una dura advertencia anoche. La oposición denunció “manipulaciones” en el resultado.

El infatigable Recep Tayyip Erdogan, de 63 años, adulado por la mitad de Turquía y odiado por la otra, ganó ayer por poco el referéndum constitucional para asentar de una vez por todas su poder, nueve meses después de un fallido golpe de Estado. El sí logró el 51,3% de los votos frente al 48,7% del no.

La oposición denunció el resultado que divide profundamente el país.

Tras el triunfo, el presidente turco mencionó la posibilidad de organizar otro referéndum, esta vez sobre el restablecimiento de la pena de muerte, lo que pondría fin al proceso de adhesión de Turquía a la Unión Europea.

Al cierre de esta edición, la UE instaba a Erdogan a buscar el más amplio acuerdo en una sociedad fragmentada.

El “Reis” (”Jefe”), como lo apodan sus partidarios, había lanzado todas sus fuerzas en la batalla de la campaña por el sí, enardeciendo a las masas en decenas de actos celebrados en todo el país.

Pero la ajustada victoria, que la oposición pone en entredicho, refleja hasta que punto el país está profundamente dividido después de 15 años de Erdogan en el poder.

Esta reforma constitucional, validada por una mayoría de turcos, concede al presidente unos poderes de los que no ha gozado ningún dirigente turco desde el fundador de la República, Mustafa Kemal Ataturk.

“Hoy Turquía ha tomado una decisión histórica”, declaró Erdogan a los periodistas en su residencia oficial en Estambul. “Con el pueblo, hemos realizado la reforma más importante de nuestra historia”, añadió el jefe de Estado, que llamó a los países extranjeros a “respetar” el resultado.

Los dos principales partidos de la oposición de Turquía denunciaron “manipulaciones” y anunciaron su intención de pedir un nuevo recuento. Denunciaron una medida anunciada en el último momento por el Alto Consejo Electoral Turco (YSK) de considerar válidos los votos que no llevaban el sello oficial del colegio electoral en el que fueron introducidos en la urna.

El gobierno asegura que la reforma es vital para la estabilidad del país y para afrontar los desafíos económicos y de seguridad.

Aunque en Occidente lo ven como un sultán inamovible, Erdogan es, ante todo, un temible animal político que ha ganado todas las elecciones (una decena)

Obras poderosas

para eternizarse

El presidente Erdogan, que domina la política turca desde hace 15 años, parece determinado a marcar la historia de su país. “Un hombre muere, su obra sobrevive”, suele repetir.

Sus gigantescos proyectos de infraestructuras ya han transformado el aspecto de Turquía, sobre todo en Estambul, donde hizo construir un tercer puente sobre el Bósforo.

Datos

Aunque en Occidente lo ven como un sultán inamovible, Erdogan es, ante todo, un temible animal político que ha ganado todas las elecciones (una decena)

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora