Exclusivo Suscriptores

60 años de Beatlemanía: el día que EE.UU. conoció a Los Beatles

El 7 de febrero de 1964, la banda llegó a Nueva York para ofrecer una serie de shows televisivos y encarar su primera gira por Norteamérica. La canción que le abrió las puertas y la increíble historia de su “falso” primer disco editado en Estados Unidos.

¿Cuándo se desató la Beatlemanía Pudo ser en cualquier momento de 1963: con el lanzamiento de su primer disco, “Please, please me!, el 23 de marzo. Acaso el 1 de julio, día que grabaron “She Loves You” acosados por cientos de fans en el estudio. También, por qué no, a partir del show del 13 de octubre en el Palladium de Londres. ¿Y qué tal la publicación de “With The Beatles, su segundo disco, el 22 de noviembre, 0 la edición del single “I Want To Hold Your Hand”, el 26 de diciembre? Claro que sí.


Algo es evidente: 1963 fue el año en que la Beatlemanía cambió para siempre a la cultura popular. Salvo por un detalle no menor: Estados Unidos. Los Beatles aún no lo habían conquistado, pero era una cuestión de tiempo para que finalmente sucediera. Físicamente sucedió el siete de febrero de 1964 y fue algo impresionante, nunca vista hasta entonces con multitudes de adolescentes colapsándolo todo. Discográficamente, en cambio, el desembarco de Los Beatles en Estados Unidos fue… raro.

La Beatlemanía se expande


Atrás (aunque no tanto) habían quedado los años salvajes en el Cavern de Liverpool y las cinco temporadas de rock&roll y anfetas en Hamburgo. Para 1963, Los Beatles ya no vestían cueros, pero, en escena, seguían siendo igual de salvajes. Con poco más de 20 años, John Lennon, Paul Mc Cartney, Ringo Starr eran cuatro músicos muy curtidos que componían casi todas las canciones que tocaban.
El 63 fue el año de la conquista del Reino Unido y cierta parte de Europa. Para fines de ese año, la banda ya había grabado dos discos, los mencionados “Please Please Me” y “With The Beatles”, más un puñado de singles imbatibles. Pero nada de todo esto se había editado en los Estados Unidos.


“EE.UU. lo tiene todo, ¿qué podemos ofrecerle nosotros?”, se preguntaba McCartney en aquel momento. A Brian Epstein, el joven manager de la banda le preocupaba sobremanera que la música de Los Beatles no estuviera siendo editada ya en Estados Unidos. George Martin, el histórico productor de la banda y auténtico “quinto beatle” creía que al grupo le faltaba una canción que sintonizara mejor con el gusto americano.
Pudo ser “She Loves You”, editada en Estados Unidos en septiembre, pero a nadie le interesó. En cambio, lo obvio: fue todo un éxito en Canadá. Seguía siendo un misterio por qué el mercado estadounidense ignoraba la Beatlemanía. Pero, como suponían todos, iba a ser una cuestión de tiempo para que finalmente suceda.

La canción Beatle que conquistó América


Y fue con “I Want To Hold Your Hand”, que finalmente sucedió: el primer éxito estadounidense de Los Beatles ingresó en puesto el número 45 de la lista Billboard Hot 100 y el 1° de febrero ya era número 1, lugar donde permaneció por siete semanas hasta ser desbancado por, ahora sí, “She Loves You”. “I Want To Hold Your Hand” finalmente fue la llave que abrió la puerta (norte)americana a la Beatlemanía y dio comienzo a lo que se llamó la “invasión británica”.

The Beatles junto a Ed Sullivan, durante la presentación de la banda en el show televisivo, el 9 de febrero de 1964.


En su libro de memorias “El sonido de Los Beatles, el histórico ingeniero de grabación de la banda, Geoff Emerick, valora el single de un modo muy especial: “Siempre me ha parecido interesante que los estadounidenses conocieran a Los Beatles a través de ‘I Want To Hold Your Hand’. Pocos de ellos eran conscientes de que, cuando el grupo grabó aquel sencillo, ya habían cosechado éxitos importantes en las listas británicas y eran veteranos del estudio de grabación, pues llevaban más de un año grabando discos (…) En cierto modo, fue positivo que nadie en los Estados Unidos los conociera antes. Tal vez ‘She Loves You’ o ‘Love Me Do’ no hubieran causado tanto impacto como ‘I Want To Hold Your Hand’ si hubieran sido las primeras canciones de Los Beatles conocidas en (Norte)América”.


Es probable que algo de eso haya habido para que se demorase el desembarco discográfico de Los Beatles en Estados Unidos. Capitol Récords se negaba a editarlos porque esperaba saber si acaso no se trataba de otra moda pasajera. Cuando ya era evidente que no lo era, fue demasiado tarde: un pequeño sello se le adelantó y dio forma al más bizarro estreno discográfico que Los Beatles pudieron tener.

El extraño debut discográfico en EE.UU.


Ante la inminente salida de “Please Please Me” como sencillo en Estados Unidos, Vee-Jay Récords, una pequeña discográfica, firmó un acuerdo de licencia con Transglobal, compañía afiliada a EMI responsable de buscar compañías discográficas extranjeras que publicasen los másteres de las grabaciones musicales que se exportaban del Reino Unido.
Así, a Vee-Jay se le dio el derecho de publicar por cinco años los discos que pudieran aparecer de Los Beatles, una vez que Capitol rechazara publicarlos ella misma en su propia etiqueta. Como parte de ese acuerdo, Vee-Jay planeó publicar el álbum Please Please Me en los Estados Unidos, recibiendo para ello las copias monoaurales y estereofónicas de las cintas máster del disco a fines de abril o principios de mayo de 1963.


Vee-Jay trabajó durante buena parte de 1963 en la producción del debut discográfico de Los Beatles. Planeaban editar el primer álbum tal cual había salido en Inglaterra, con sus catorce canciones. Pero un detalle los obligó cambiar: acatando la norma estadounidense de incluir solo doce canciones por cada álbum, Vee-Jay decidió eliminar los temas “Please Please Me” y “Ask Me Why” y cambiar el título del álbum por “Introducing… The Beatles”. Y otra cosa: acaso por desconocimiento, le quitaron el célebre conteo de Paul al comienzo de “I Saw Her Standing There”.
Cuando todo estaba más o menos listo para la edición oficial del primer disco de Los Beatles en estados Unidos, Vee-Jay chocó de frente con problemas financieros y de malversación de fondos de su director. Como el interés por la música de Los Beatles aún era casi nulo, el sello cajoneó por tiempo indeterminado la edición del disco.

Los Beatles, durante uno de los shows en The Ed Sullivan Show».


A fines de diciembre, cuando ya era inevitable el desembarco discográfico de la banda y dado los problemas financieros y de organización de Vee-Jay, Capitol, que ahora sí estaba decidida a editar a Los Beatles en América, dejó sin efecto el acuerdo con la pequeña discográfica.
Su junta directiva se reunió el 7 de enero de 1964 para discutir sobre el material que aún poseían de Los Beatles. Desesperados por mejorar la cuenta de ingresos de la compañía, la junta decidió publicar finalmente el álbum pendiente del grupo, “Introducing… The Beatles”, aunque eso significara correr el riesgo de poder tener problemas legales en el futuro. Cosa que obviamente ocurrió y no hizo más hacer aún más bizarro el debut discográfico de Los Beatles en Norteamérica. Así, el 10 de enero de 1964, los de Liverpool editaron su primer LP en Estados Unidos, uno muy particular, por cierto.

La Beatlemanía es global


Editado por Capitol, el debut oficial por así decirlo ocurrió pocos días después, el 20 de enero, con el nombre “Meet The Beatles “y el curiosos subtítulo The First Album by England’s Phenomenal Pop Combo. Con la misma foto de tapa de “With The Beatles”, “Meet The Beatles era una mezcla de los dos primeros discos que la banda había editado en Inglaterra en 1963, más “I want to hold your hand”, por supuesto.
Durante buena parte de 1964, convivieron en las tiendas ambos debuts. Y a cada demanda de parte de Capitol le seguía una nueva edición de Vee-Jay por lo que se llegaron a editar en un puñado de meses más de veinte versiones diferentes de “Introducing … The Beatles”.


Finalmente, el 9 de abril, las dos compañías discográficas llegaron a un acuerdo. A Vee-Jay se le concedió la licencia que le permitía seguir editando las dieciséis canciones que poseía en ese momento, hasta el 15 de octubre de 1964. Una vez que finalizara esa licencia, todos los derechos de edición regresarían a Capitol Records.
El 1° de febrero, mientras la banda estaba aún en París, “I Want to Hold Your Hand” llegaba finalmente al número uno en Estados Unidos. Entonces sí, estaba todo dado para que los cuatro músicos pisaran suelo estadounidense por primera vez.
Así, el 7 de febrero de 1964, unos cuatro mil fans esperaba a Los Beatles, quienes, incrédulos, descendieron del avión de Pan Am en el aeropuerto de Nueva York. Dos días después hicieron la primera de las tres presentaciones en el Ed Sullivan Show, ante una audiencia de 73 millones de telespectadores. Desde ese día, la Beatlemanía fue global.


Comentarios