«Cuando pase la tormenta», el nuevo disco de la banda neuquina Anitnegra

Anitnegra acaba de editar “Cuando pase la tormenta”, su segundo disco de estudio. Atravesadas por la pandemia, sus canciones funcionan como hoja de ruta de los días por venir. La murga uruguaya Agarrate Catalina colabora en la canción que cierra el disco.

Cuando pase todo esto vamos a grabar el segundo disco”. Julio Sierra lo recuerda muy bien: Anitnegra, su banda, estaba en algo más que un impasse por la pandemia. El encierro, la angustia y la incertidumbre por una vida interrumpida para todos puso en duda todo, incluso su continuidad. Sin embargo, cuando pase todo esto, decía, “vamos a grabar el segundo disco”. Todo esto era la cuarentena por el coronavirus, nada menos.  

La pandemia, su cuarentena y el coronavirus, ese enemigo de la humanidad pasaron (¿pasaron?), Anitnegra se reformuló y todo eso que tenía que pasar tuvo nombre: “Cuando pase la tormenta”, ese segundo disco en cuestión. La banda vio partir a dos de sus integrantes por cuestiones personales, la amistad siguió intacta: se fue Giuliano Perego, pero volvió para grabar el bajo en “Lejos de la luz”; y César Salgado, que también se fue y también volvió para hacer las guitarras de “El viento”. Hoy, sus lugares les pertenecen a Hugo Aroca y Ezequiel Díaz Baruj. La banda se completa con Julio Sierra, voz y líder; Juan Pablo Sierra, guitarra y voz; y Santiago Chávez, teclados; y Mirko Aguirre, en batería.  Concebido en la incertidumbre pandémica, el disco respira profundo y es una bocanada de aire fresco. Optimista, aunque no sepamos bien por qué. Acaso porque tan solo seguimos aquí. Que no es poco.  

“Cuando pase la tormenta” tomó forma a comienzos de este año, pero sus canciones vienen desde bastante tiempo atrás. Hecho de lo que está hecha la música de Anitnegra desde que decidió tocar sus propias canciones: un rock que abreva en los sonidos de y texturas de los ‘80 argentinos con ciertos aires de folk.  

Pero a la clásica forma del rock canción que, en el caso de los neuquinos, resuena bastante al primer Baglietto, le suman una variedad de géneros que ven del reggae y la cumbia al candombe y el folclore. En este sentido, los Anitnegra están hechos de lo mismo que solían estar hechas bandas como la Bersuit y Kapanga.  


Anitnegra, en la edad de la madurez

Si “Al revés” (2018), su primer disco, fue un proyecto realizado en Uruguay, junto a No Te Va Gustar y un elenco estelar de invitados como Hugo Fattoruso y los Agarrate Catalina, lo que hizo, por ejemplo, que la banda tenga más escuchas de Spotify en Montevideo y Maldonado que en Neuquén, “Cuando pase la tormenta” es un trabajo hecho en el Alto Valle con invitados locales, salvo la presencia una vez mas de Agarrate Catalina.  

Sin embargo, “Cuando pase la tormenta” se trata de un gran disco, bien grabado y mejor producido. Registrado en los estudios RAG, de Roca; y en La Plata, en casa del productor Nahuel Piscitelli, guitarrista de Cruzando el Charco, donde grabaron las voces, “Cuando pase la tormenta” es el disco de una banda que sabe a qué quiere sonar y, sobre todo, qué quiere decir en sus letras. 

“Lo empezamos a trabajar en marzo de este año, pero veníamos desde hace bastante tiempo atrás, escuchando las canciones y eligiendo la lista. Vino Nahuel Piscitelli, con quien tenemos una amistad, y lo trabajamos con él”, cuenta Julio Sierra, la voz y la pluma de Anitnegra, en un diálogo con Diario RÍO NEGRO. 

“Nos puso muy felices ver de la manera en que trabajaba con nuestra música”, dice sobre la labor de Piscitelli. “Nos cambió muchas canciones, hay una que tuve que componer durante el proceso, cuando ya teníamos todas las canciones hechas y otras que nos gustaban mucho se quedaron afuera. Me hizo componer una canción igual (risas) que se llama ‘Lejos de la Luz’ porque decía que al disco le faltaba algo así, que le venía bien ese tipo de música ahí y es una de las canciones que más me gusta del disco”.  

Para nosotros era una necesidad grabar este disco, tenemos un montón de canciones más. Vamos a seguir».

Julio Sierra

Nahuel Piscitelli se fue y cuando volvió lo hizo con Mauro López Sein, en Dr. Bass, quien aportó líneas de bajo; y Matías Sabagh, de la banda Rayos Láser, en Drum Doctor, que, en palabras de Sierra, “hicieron un trabajo tremendo”. Ellos junto a la banda, grabaron durante una semana la música en los estudios RAG; luego, se fueron a La Plata, a casa de Nahuel Piscitelli, a grabar las voces. 

De las doce canciones que componen el disco, algunas son nuevas y otras son más viejas, aclara el líder de Anitnegra. Sus letras cuentan cosas de acá, “de donde somos. Está ‘El viento, que siempre digo que es una canción de protesta (risas) porque odiamos el viento. Otra que le escribí a Don Argentino Libertador Aranea, el ermitaño de Collón Curá, se llama justamente así, ‘Collón Cura’ y que es una especie de country. El disco tiene dos momentos claramente Bersuit: el reggae “Perros de la madrugada” y la cumbia “El que no corre, vuela”.  

Las joyas del disco son “La libertad”, una bella letra dedicada a lo más profundo del sentimiento humano en pandemia, bajado sabiamente a la vida cotidiana de aquellos días tremendos; y “Lo que dimos por perdido”, donde el canto murguero de Agarrte Catalina avanza a ritmo de folk rock. De esta canción se desprende la frase que dio nombre al disco. No por nada es lo último que se dice antes de cerrar con los tambores. 

El disco suena a todo lo que Anitnegra es: “Hay de todo y va a seguir siendo así, como en el primer disco”, advierte Julio Sierra. Murga, reggae, rock… folclore, que en este no hicimos. “Yo creo que este disco va por el mismo camino que el anterior, pero r con una composición quizás más madura”. 

El sonido del disco sigue siendo, para su cantante, un rock pop: “Tenemos influencias que están muy marcadas como las de No Te Va Gustar, Tipitos y Bersuit; es un rock pop variado y me gusta que sea así. Ya no vienen tan variadas las bandas salvo Bersuit o Cruzando el Charco, que son bandas que mezclas géneros”.  


«La Última Charla» – Anitnegra feat Cóndor Sbarbati

Anitnegra tiene una particularidad que explica su solvencia para entrar y salir de los múltiples géneros que visita con su música: son una banda covers que compone su propia música. Anitnegra son también La Nocturna, la banda de covers en cuestión. Dice Julio Sierra: “(Anitnegra) apunta mucho a los que venimos haciendo con La Nocturna, tocamos cumbia, rock, folclore, cuarteto… Aprendimos de todo eso porque nos gustan todos esos sonidos y tratamos de volcarlo en nuestras composiciones”. 

El título del disco refiere directamente a la pandemia del coronavirus y su cuarentena. «La banda tuvo un quiebre durante la pandemia, la dejamos un poco de lado porque estábamos preocupados por otras cosas, Cesar Salgado iba ser papa y no podía seguir el ritmo de la banda, Giuliano tenía otros proyectos. Hubo un pequeño quiebre hasta que nos miramos y nos dijimos ‘muchachos, hay que arrancar’ y cuando pase todo esto vamos a grabar el segundo disco. De tanto decirlo es increíble pero la frase final de la murga que termina el disco es ‘cuando pase la tormenta’ y creemos que tenía un por qué”.  


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios