¿Es feliz el ministro Guzmán con su plan para tranquilizar la economía del país?

Con 38 años, este profesional aceptó el desafío de encauzar la economía del país en un momento de crisis histórica. Esto es lo que le dijo a Río Negro.

El ministro tiene objetivos a cuatro años para bajar la inflación y tranquilizar la economía (Florencia Salto)

El ministro tiene objetivos a cuatro años para bajar la inflación y tranquilizar la economía (Florencia Salto)

El ministro de Economía, Martín Guzmán, expuso los lineamientos en su plan que denomina con el objetivo de tranquilizar la economía del país con un esquema de intervención desde el Estado que apuntan a “que todos los argentinos tengan oportunidades”.

El jefe de la cartera económica se encuentra en la provincia de Neuquén donde habló con empresarios de la región y también mantuvo reuniones con funcionarios provinciales sin dejar de lado el plano político al protagonizar un encuentro con dirigentes del Frente de Todos.

P: ¿La decisión de generar más exportaciones para que aporten dólares no va en contra de la restricción a la exportación de maíz?

R: Hay que tener un equilibrio entre los objetivos. Lo primero que hay que marcar es que el campo es un sector fundamental de la economía, que contribuye a la generación de divisas, que incorporó tecnología aumentando los niveles de productividad y que, en ciertas regiones de país, contribuye a la generación de empleo. Al mismo tiempo se presenta una situación en el mundo en la cual la pandemia ha cambiado las demandas relativas por servicios y por alimentos. El mundo experimentó un aumento de los comodities y esto para la Argentina puede ser un shock positivo. Estamos viendo un aumento del precio de la soja, lo que es importante es poder distribuirlo bien, que no sea un shock positivo y regresivo. Que no beneficie a un sector de nuestra economía y perjudique a otro sector de nuestra población. Buscamos en este contexto, generar condiciones para que no haya un impacto sobre los precios internos que dañen el poder adquisitivo de los trabajadores. Pretendemos que pueda potenciar, dado que el sector enfrenta precios internacionales más altos, que se pueda cuidar los precios internos. Seguiremos buscando una política alineada con estos objetivos.

P: ¿Porqué el subsidio del Plan Gas para usted no es un gasto?

R: Es una inversión pública porque lo que permite es aumentar los niveles de producción de un recurso que si no hubiésemos producido en el país lo hubiésemos importado. Vamos a tener que importar menos gas que el que hubiésemos tenido que importar si no hubiésemos tenido Plan Gas. Es es bueno para la macroeconomía porque alivia la balanza de pagos, para el fisco poque si no hubiésemos tenido que aumentar gastos para importar gas más caro. Es una inversión porque potencia la curva de aprendizaje en la producción y permite elevar los niveles de competitividad en la producción, eso reduce los costos y la reducción de costos, obviamente, es buena para las empresas que usan el gas como insumo.

P: ¿Qué se va a hacer con las tarifas?

R: Está planeado. Hemos incluido en la ley de presupuesto es un ratio de subsidos sobre el producto que es equivalente al del período 2020. Vamos a reemplazar el cuadro tarifario que había dispuesto la gestión anterior, que no consideramos razonable desde el punto de vista de apuntar a los objetivos de que los hogares y las empresas tengan tarifas adecuadas y que hayan, al mismo tiempo, incentivos a la producción, por un esquema de transición. Ese esquema de transición, esa revisión de un esquema tarifario integral, debe respetar el contorno macroeconómico en el que los subsidios se mantienen constantes y al mismo tiempo respetar estos objetivos de que haya tarifas razonables. Ese es el esquema que se está diseñando y que se va a poner en práctica.

P: ¿Es feliz siendo ministro de Economía porque supongo que debe tener otras ofertas en el exterior?

R: (Se ríe distendido) Si claro. El objetivo que venimos persiguiendo es contribuir a una economía más tranquila que genere un ambiente más sano para crecer para las personas que elijan vivir en nuestro país, para que todo el mundo tenga oportunidades en nuestro país. Eso es lo que nos motiva y que bajo el gobierno de Alberto Fernández buscamos hacer. Es muy bueno tener la oportunidad de influir en el rumbo de la economía argentina y eso es lo que queremos hacer.

Principales conceptos del ministro Guzmán

En una disertación académica que brindó en el auditorio en su disertación en la Facultad de Economía de la Universidad Nacional del Comahue donde expresó los objetivos de su gestión. Aquí los conceptos más relevantes.

"Hay que romper el círculo vicioso del bimonetarismo y transformarlo en un círculo virtuoso".

"La inflación en 2020 terminará alrededor de 35%, dentro del rango que buscábamos".

"El fortalecimiento del Estado-Nación debe ser una política de Estado".

"Tranquilizar la economía es una tarea colectiva que requiere de consensos entre el sector público y privado".

La misión central de nuestro gobierno en términos económicos es la de tranquilizar la economía argentina”.

“Hay que romper el círculo vicioso del bimonetarismo y transformarlo en un círculo virtuoso”.

“También hay que cambiar la estructura tributaria. Esta descoordinada a nivel federal, necesitamos mejor federalismo, tenemos que armonizar la estructura tributaria. Estamos trabajando en un programa plurianual para la estabilización macroeconómica y uno de los puntos es tomar medidas tributarias que vayan armonizando el sistema. Generar incentivos para la formalización”.

“Para sostener a una economía que crece, tienen que aumentar las exportaciones”.

“Hay que asegurar la sostenibilidad fiscal. Para ello hay que transitar hacia el equilibrio fiscal de manera que sea consistente con la recuperación económica”.

“Hay que lograr llegar a un ‘Nunca Más’ de las deudas insostenibles en moneda extranjera. Debemos definir reglas de juego para que las crisis de deuda sean situaciones mucho menos probables que lo que se ha verificado en el país”.

“Se logró reestructurar la deuda, que era un problema, con un alivio de 37 mil millones de dólares en la década, y una reducción de la tasa de interés que pasó del 7 al 3%, y muy poco que pagar en los primeros años lo que nos deja espacio implementar el programa para tranquilizar la economía”.

“Involucramos al Congreso en cada paso. Tenemos la oportunidad para que la sostenibilidad de la deuda sea una política de Estado”.

“Buscamos tener una estructura productiva que sea inclusiva, dinámica desde lo productivo, que agregue valor, y garantice la estabilidad macroeconómica, respete la premisa de que el desarrollo se haga con equidad federal y seamos dueños nuestro propio destino. Así vemos la integración comercial”.

“Apuntamos a un esquema con regulaciones macroprudenciales, queremos que entren capitales que vayan a la economía real y desincentivar a los capitales de corto plazo, el carry trade, que entran sobre la base de la especulación, como pasó entre 2016 y 2019. Cuando el país tenga más reservas vamos a transitar hacia un esquema de regulaciones macroprudenciales”.

Llevamos cuatro meses con la actividad económica recuperándose, se va haciendo más sólida la recuperación, pero aun con características heterogéneas. Hay una alta capacidad instalada en estado ocioso; en una situación así, el Estado tiene un rol central para impulsar la recuperación”.

“El único lugar en el que recae el ajuste en el Presupuesto 2021 es en los intereses de la deuda”.

“El desarrollo energético es clave para que el crecimiento se pueda sostener, como el Plan Gas, que permite aumentar oferta para depender menos de las importaciones”.

"Con el plan Gas dependemos menos de las importaciones", dijo el ministro Martín Guzmán (Florencia Salto)

“Hay que bajar la inflación de forma consistente. El problema de la inflación es multicausal y la abordamos como un esquema integral. Terminará el 2020 alrededor de 35%, dentro del rango que buscábamos”.

“Buscamos que la inflación se vaya reduciendo 5 puntos porcentuales año a año, con una estrategia que se enfoca en alinear precios clave de la economía y tener una política fiscal consistente”.

“Queremos acumular reservas. Dejamos que el tipo de cambio se vaya depreciando con objetivos consistentes con la acumulación de reservas. El objetivo es que a fin 2021, el tipo de cambio real tiene que estar en nivel parecido a diciembre 2020. Esa depreciación nominal es consistente con el objetivo de inflación que establece el presupuesto”.

“Hay que alinear tarifas. Que los subsidios no vayan creciendo. El Plan Gas es una inversión concreta en desarrollo económico”.

“Las políticas de precios e ingresos son necesarias para coordinar expectativas. Se van a usar en 2021 como parte de un esquema integral para atacar el problema de la inflación. Los acuerdos de precios y salarios son efectivos para anclar las expectactivas”.

“Buscamos fortalecer el Estado-Nación, es el Estado con el sector privado constituyendo el Estado Nación. Esto es un elemento muy importante en la articulación de previsibilidad. Para ello venimos trabajando con distintos sectores de la economía que generan divisas: energía, sector agroindustrial, industria, economía del conocimiento. El fortalecimiento del Estado Nación debe ser una política de Estado”.

“Tranquilizar la economía es una tarea colectiva que requiere de consensos entre el sector público y privado, ambos trabajando juntos”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


¿Es feliz el ministro Guzmán con su plan para tranquilizar la economía del país?