“Es incomprensible”



En el atardecer del 8 de abril pasado, regresando a La Plata, leía en los peajes sobre la Ruta 9 unos cartelitos en hoja A4 “Precaución humo”. A las pocas horas un accidente múltiple fue el resultado de la imprevisión de los concesionarios y de las autoridades. El incendio de campos en la región de Zárate y en Entre Ríos tardó 25 días, con la ayuda de una lluvia providencial, en ser extinguido, después de quemarse casi setenta mil hectáreas.

Incomprensible teniendo a la vista los antecedentes de los grandes incendios en los bosques del sur, en las sierras de Córdoba, en Tandil, de los 25 bomberos muertos en Puerto Madryn, etc.

Estando en agosto del 2003 en Terni, Italia, se originó un incendio en las muy pobladas montañas cercanas, como consecuencia del intenso calor y la sequía. La placidez de la siesta junto al lago Piediluco fue interrumpida por el ruido de los motores de dos aviones que en vuelo rasante recogían el agua desde el lago y la arrojaban sobre el fuego en la montaña. Parecían una calesita gigantesca. En pocas horas el fuego estaba controlado. Al atardecer la televisión mostraba las brigadas de bomberos que supervisaban la extinción total y resumía la labor de los aviones hidrantes.

Es realmente incomprensible que nuestro país no cuente con los recursos imprescindibles para controlar y prevenir este tipo de tragedias. Es realmente inexplicable que se gasten millones en el Tango 01 y que no se compre una flota de aviones hidrantes.

 

Jesús Matías Filomeno Ocampo,

DNI 4.640.262 La Plata

jmfocampo@ciudad.com.ar


Comentarios


"Es incomprensible"