Escándalo por las concesiones ferroviarias

La firma del rionegrino Francisco Salto dio la mayoría necesaria.

Lo más visto



Un revuelo de proporciones causó ayer en la provincia de Buenos Aires la decisión de la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones que aprobó, con la firma del legislador rionegrino Francisco Salto, la renegociación millonaria de los contratos de tres concesiones ferroviarias.

La decisión conlleva un aumento del 80% de las tarifas en los próximos 6 años y la extensión 20 años más de los contratos actuales de las ex líneas Roca, San Martín y Belgrano.

Sorprendió el aval de la Comisión porque el tema llevaba meses de negociaciones y por el alto impacto social que tiene la medida en los usuarios del gran Buenos Aires. La firma de Salto fue la que definió (ver recuadro).

El ministro de Obras Públicas de la Provincia de Buenos Aires, José Antonio Romero, criticó ayer fuertemente la decisión de la Comisión y consideró que los términos aceptados constituyen “un ultraje a los usuarios de la Provincia”.

Romero sostuvo que “extender a ciegas por 20 años las licencias de los contratos ferroviarios en el ámbito bonaerense, postergar la electrificación del ramal La Plata-Constitución, y permitir entre otras cosas a las empresas concesionarias aumentar las tarifas, es una cachetada para los bonaerenses”.

El ministro denunció además que “llama poderosamente la atención que los legisladores nacionales por la provincia de Buenos Aires, Raúl Alvarez Echagüe y Dámaso Larraburu, quienes habían anticipado su negativa a la renegociación, hayan sido removidos de la Comisión y suplantados por un legislador de Río Negro”, en alusión a Julio Francisco Salto.

De esta forma, el representante del gobierno bonaerense rechazó el aval dado por el dictamen en mayoría que impulsó el Justicialismo en la Bicameral gracias a la firma de seis de sus legisladores y diputados, sumada a la de Felipe Sapag, senador por el Movimiento Popular Neuquino, luego de una trabajosa negociación.

El oficialismo logró así entregar al Ejecutivo el visto bueno para que éste continúe con el proceso de renegociación que acordó el Estado por intermedio de la Secretaría de Transporte, a cargo de Armando Canosa, con la empresa Metropolitano.

Con esta renegociación, que deberá ser refrendada por el Poder Ejecutivo, la empresa concesionaria podrá operar las líneas (Roca, San Martín y Belgrano) por un período de 30 años, hasta el 2025 y a partir de allí poner en marcha un proceso de inversiones por 1.700 millones de pesos.

Metropolitano podrá incrementar en forma progresiva la actual tarifa en un 85% en los próximos seis años. Los contratos originales, suscriptos en el '95, establecían que vencían en el 2004, con una opción para prorrogarlos otros 10 años. Con la actual renegociación, se prevé una extensión en los plazos originales de otros 20 años más.

El primer aumento en la tarifa se concretaría en los primeros meses del año próximo.

Más allá de esto, Romero, funcionario del gobierno de Eduardo Duhalde, consideró además que “también resulta inexplicable la actitud asumida por el diputado bonaerense Claudio Sebastiani, presidente de la Comisión, que tras haber escuchado los legítimos reclamos de la Provincia, actuó en sentido contrario”.

A través de un comunicado, Romero explicó que el gobernador Duhalde le había dado expresas instrucciones para que se oponga a la renegociación que finalmente aprobó la bicameral.

“El transporte ferroviario es un instrumento estratégico de crecimiento y desarrollo de la provincia y yo era uno de los que sostenía que era impensable que se tome una decisión sin consultarnos”, sostuvo Romero.

Tres días atrás Romero fue a la Comisión y expuso por qué se oponían a la aprobación. (DyN)


Comentarios


Escándalo por las concesiones ferroviarias