España, de mal en peor tras dos años recesivos

¿Y ahora qué? Zapatero se enfrenta a la urgencia de generar confianza hacia adentro y afuera del país



#

La imagen de un presidente desgastado que, con una estrategia económica incierta , no supo enfrentar la crisis de su país.

MADRID (DPA).- La situación económica ha llevado a José Luis Rodríguez Zapatero a sus horas más bajas desde que en abril de 2004 asumió la presidencia del gobierno. El descontento de los españoles con su Ejecutivo queda patente en las encuestas, mientras desde el exterior se cuestiona abiertamente la credibilidad de la economía de España y las cifras no dan tregua.

España lleva ya casi dos años en recesión. Y según las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) será el único de la Unión Europea (UE) que este año no registre crecimiento. El número de desempleados supera los cuatro millones. Y el déficit público se ha disparado: 11,4 por ciento del PBI en 2009 y una previsión del 9,8 por ciento para el año en curso.

La crisis económica que negaba antes de las elecciones generales de 2008 dio entonces a Zapatero la tregua necesaria para renovar su mandato. Pero casi dos años después le está pasando cara factura, coincidiendo con el momento en el que la presidencia española de la Unión Europea (UE) lo ha puesto en uno de los escapartes mediáticos hacia el mundo. Se vio en el Foro Económico Mundial de Davos, en una mesa redonda sobre el deterioro de las finanzas públicas en la que participó junto al primer ministro griego, Giorgios Papandreu, y el presidente de Letonia, Valdis Zatlers.

Las declaraciones del comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, hicieron el resto: España aparece como la segunda economía más problemática de la zona euro, tras Grecia. Los mercados temen que el país no pueda hacer frente a los pagos de su deuda y caiga en bancarrota. Incluso el Premio Nobel de Economía estadounidense Paul Krugman, al que el propio Zapatero incluyó en su equipo de asesores, considera que "la mayor dificultad de la eurozona no es Grecia sino España".

"Son errores propios los que nos están llevando a esta situación, sin que el rival sea mejor", reconocía esta semana un dirigente socialista a un periódico nacional.

La izquierda acusa a Zapatero de girar a la derecha con la propuesta de elevar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. La derecha le reclama un plan para afrontar definitivamente la crisis económica del país. Los sindicatos llegaron a amagar con una huelga general que de momento han dejado aparcada.


Comentarios


España, de mal en peor tras dos años recesivos