“Desde chico Mario anotaba todo. Se acostumbró cuando cuidaba a mamá, que tenia cáncer. El llevaba una libreta con un parte diario para los médicos. Eso le quedó. Lo mismo hacía con su actividad a bordo del Ara San Juan” contó Miguel, uno de sus seis hermanos y agregó que Mario llevó su libreta a la última misión.





“Las imágenes de la libreta son de la navegación anterior al hundimiento. No sabemos si después algo de eso se reparó. Pero creemos que no. También hay fotos de las fallas que señalaba” contó Miguel.

"Veía y marcaba las imperfecciones del ARA. Tenía todo registrado y sacaba fotos también. Ahí (en su libreta) marcó muchas cosas" contó Alejandra Toconás, quien agregó que la nave tuvo problemas anteriores.

Enojo por la búsqueda y la teoría del bombardeo

Experto en armas y meticuloso

Sus hijos lo esperan

Hoy entregarán condecoraciones a las familias