Estrategias de los supermercados de Roca ante el desembarco de Topsy

ROCA (AR).- Cualquier cambio en el mercado, como la apertura del supermercado Topsy en Roca, puede traer aparejado modificaciones en los flujos de compra de los clientes. Por este motivo, el resto de las empresarios del sector toman con precaución esta iniciativa de esta cadena de supermercados, aunque advierten que el mercado está siendo totalmente abastecido en este momento, por lo que se puede acentuar la competencia si apuntan a nuevos clientes.

Por estos días, la cadena neuquina tienen un local céntrico denominado Bomba que será trasladado a uno de mayores dimensiones para hacer frente a un aumento de la demanda. Por este motivo, tiene prevista la inauguración para los primeros días de diciembre pero con cambio de nombre a Topsy.

En cuanto a las repercusiones de este anuncio, el subgerente de Norte, Claudio Bernal, manifestó: "Nosotros estamos esperando a ver qué van a hacer y mientras tanto seguimos con la misma estrategia". Asimismo, Bernal afirmó que todavía persiste cierta estructuración de los consumidores en diferentes franjas según el comercio y, en ese sentido, la intersección con Bomba es mínima. Para Norte el principal competidor es el supermercado La Anónima, con el que se reparten un amplio sector de la clase media y alta. Por este motivo, si Topsy sigue apuntando al mismo tipo de clientes que Bomba, la situación no variaría sustancialmente. Pero, Bernal enfatizó que en el caso de que incursionen en otros sectores, se evaluará en su momento qué tipo de estrategia aplicar.

En el mismo sentido, el gerente del supermercado La Anónima, Eduardo Del Prete, coincidió en que el público al que apunta Topsy es diferente al suyo, aunque también opinó que siempre la expansión de otro mercado implica mayor competencia, por más que sea en una pequeña parte de los clientes.

En el caso de La Anónima, Del Prete dijo que "dentro de como está todo, en el local de Roca ha crecido notablemente las ventas". Aunque también manifestó que esto ha sido posible a costa de bajar la rentabilidad, porque la diferencia que sacan entre productos ha disminuido.

En este momento la diferencia mayor entre Bomba y el resto de los supermercados es que tiene ciertas marcas que no son conocidas y sus precios son más accesibles. Además tiene productos en grandes envases (harina de 25 kilos o fideos en bolsones) que marcan una diferencia al venderse al por mayor, antes que por unidad. Igualmente, Bernal explicó que en general los consumidores han dejado de hacer "la compra del mes" y van comprando en partes lo que necesitan. Los que siguen realizando esta práctica son los que viven en lugares alejados y se les dificulta acceder con frecuencia al centro para hacer las compras.

Por su parte, René Bogetti, uno de los propietarios del supermercado Kimar, manifestó que indudablemente es importante la apertura de un nuevo súper, sobre todo porque el mercado ya está estructurado, pero también prefirió esperar a ver qué estrategia eligen para la apertura de este nuevo lugar. Además, en relación a su empresa, expresó que están en un proceso de reactivación y recuperaron un poco las ventas en estos últimos meses. Al igual que otros comercios, la dificultad principal que tuvo que afrontar a partir de diciembre fue el corte abrupto del acceso al crédito. Por este motivo, tuvieron dificultades de stock y precio para la venta al consumidor.


Comentarios


Estrategias de los supermercados de Roca ante el desembarco de Topsy