Estrenos y reposiciones a lo grande

La Compañía de Teatro Musical engalana Neuquén durante cuatro días con su propuesta . "Anatevka, un canto a la esperanza" tendrá su estreno y despedida en el Español. Hoy regresa la enorme compañía con



NEUQUEN (AN).- Teatro musical, un género poco frecuentado en el país, tiene en Neuquén desde hace unos años, a una compañía que se lleva todos los lauros. Desde el jueves, con la reposición de "In Broadway" y anoche en el estreno de "Anatevka, un canto a la esperanza" la niña mimada de este fin de año tan atareado, el Teatro Español de Neuquén se convirtió en la base de operaciones del numeroso elenco de la Compañía de Teatro Musical, con varias propuestas dirigidas por Claudia La Valle.

Se reunió a una gran cantidad de seguidores del género, pero esto no concluye aquí. Hoy regresa la enorme compañía con casi medio centenar de personajes en escena, en su tercera y última función, a las 21. Ayer se multiplicaron en dos funciones y mañana está previsto a la misma hora la muestra de las camadas de generaciones infantiles y adolescentes que se están formando junto a La Valle dentro de esta especialidad.

En "Anatevka, un canto a la esperanza" el tema elegido posee un alto contenido dramático y si bien es un musical, se adelantó que el elenco aceptó el reto de demostrar plenamente sus capacidades actorales ya que la obra trata temas muy sensibles como son las tradiciones, la fe, el desarraigo y la discriminación.

El título elegido hace referencia -como explicaron La Valle y su asistente Gabriel Lopardo- a un pequeño pueblo ruso donde parte de su población es de origen semita y cuenta por un lado, la dura relación zarista para con los judíos y por el otro muestra la gran dignidad y esperanza con la que estos personajes tan humildes llevan la dura tarea de sobrevivir y por sobre todo mantener lo único que nadie pudo quitarles "sus tradiciones y su cultura". Todos, representados por Tevie, un padre de oficio lechero y sus cinco hijas.

Como es habitual, se ha prometido un gran despliegue escenográfico que acompaña la puesta con más de treinta artistas en escena destacándose la participación especial de Enrique Nicolás (músico con gran trayectoria nacional y regional ) y Carlos Silveyra, (invitado de Buenos Aires) quien el año pasado interpretó a Jesucristo en el homenaje a Lloyd Webber y que este año no quiso estar ausente en esta presentación.

La Valle y Lopardo, un matrimonio unido por el arte, se conocieron en Buenos Aires, en medio del teatro musical y ambos suman una experiencia de larga data. Al elegir Neuquén par vivir, trajeron consigo un capital aún no valorado en toda su magnitud por los locales. Y al fundar la compañía jugaron todo a favor de su pasión.

Los montajes, que según comentarios de especialistas "están al nivel de los que se hace en la calle Corrientes en Buenos Aires", son apuestas muy fuertes, en cuanto a dinero. No hay que olvidar que aquí se trabaja con vestuarios que se arman en Neuquén y en Baires, escenografías, además de absorber los alquileres del teatro.

Lopardo es escenógrafo, iluminador, se ocupa de planta de luces, asistencia de dirección, es actor y locutor. La Valle había estudiado y tenido la experiencia de llevar su capacitación a elencos de fuerte perfil en el espectáculo porteño. Por tirar nombres "Sugar", "Botton Tap", "Eva" y "La Bella y la Bestia".

Los dos contaron sus impresiones sobre esta nueva apuesta. Hoy se despiden hasta la temporada 2005. ¿Cómo se trabajó para llegar a lo exhibido? A raíz de que la temática requería un profundo estudio de las culturas comprometidas en la historia -según explicó Claudia- "se realizó un trabajo que lleva algo más de seis meses. Contó con el apoyo de numerosas instituciones que aportaron conocimientos y materiales específicos para la puesta en escena. Y acotó que "tal es el grado de compromiso para con esta realización que seguramente llegará muy profundo al corazón de cada espectador ya que así nos ha sucedido a nosotros".


Comentarios


Estrenos y reposiciones a lo grande