ETA rompe la tranquilidad en un día de fiesta

Hubo 17 heridos, pánico y destrozos varios en las inmediaciones del estadio del Real Madrid. Se jugaba un clásico del fútbol español, un segundo coche bomba estalló en Tribunales.



ESPAÑA- La banda terrorista ETA rompió ayer la tranquilidad de un día festivo en Madrid con dos atentados, uno de ellos con un coche-bomba que causó 17 heridos leves, y que coincidieron con la celebración en la ciudad de un partido de la semifinal de la Copa de Europa.

El coche-bomba estalló a unos cincuenta metros del estadio Santiago Bernabéu, y a un par de horas del inicio de un clásico del fútbol español. 75.000 personas asistían ayer al partido entre los dos máximos rivales españoles, el Real Madrid y el Barcelona F.C.

El coche-bomba, cargado con unos 20 kilogramos de explosivos, causó 17 heridos leves, entre ellos dos policías, y daños materiales importantes en Torre Europa, uno de los edificios más conocidos y altos de la ciudad que alberga, en sus treinta plantas, las sedes de 22 empresas.

El vehículo, que había sido robado ayer en Madrid, estalló después de que la carga fuera activada por los terroristas con un temporizador. Diversos medios señalaron que el atentado podría haber ocasionado una tragedia, ya que el edificio afectado, ayer vacío por ser día festivo, alberga 40.000 litros de combustible y la zona empezaba a concentrar a miles de los asistentes al partido de fútbol.

Otras fuentes recordaron que la banda terrorista ETA planeó el 22 de diciembre de 1999 volar el edificio más alto de Madrid, Torre Picasso, enclavado en el corazón financiero de la ciudad y a escasos metros del afectado ayer por la explosión. Los heridos, ninguno grave, fueron atendidos por cortes causados por cristales y metralla del coche-bomba, que incendió también decenas de vehículos estacionados en el Paseo de la Castellana, unas de las principales arterias .

Una llamada al diario vasco Gara, portavoz habitual de la organización terrorista ETA, advirtió poco antes de la colocación del coche bomba en las inmediaciones del estadio.A la Policía le dio tiempo suficiente para acordonar la zona pero no para realizar una explosión controlada del vehículo.

El segundo automóvil estalló media hora después en el barrio sureño de Embajadores, uno de los más populosos de la ciudad.

La explosión de un coche bomba en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu fue un nuevo ataque más al mundo del fútbol, uno de sus habituales objetivos de las últimos dos décadas del grupo separatista. (EFE)


Comentarios


ETA rompe la tranquilidad en un día de fiesta