Fábrega renunció al Banco Central: Vanoli lo reemplaza

El funcionario añadió que Fábrega será reemplazado por Alejandro Vanoli, actual titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV). <a rel="nofollow" href="http://www.rionegro.com.ar/diario/quien-es-vanoli-4717191-9527-nota.aspx" target="_blank">Quién es el sucesor propuesto por Cristina. </a><a rel="nofollow" href="http://www.rionegro.com.ar/diario/renuncia-de-fabrega-y-discurso-de-cristina-tumbaron-acciones-y-bonos-4717222-9527-nota.aspx" target="_blank">El discurso de CFK y la crisis en el Central tumbaron la bolsa</a>.



TRAS CRÍTICAS DE CFK

El presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, renunció al cargo, confirmó esta tarde el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro.

El funcionario añadió que Fábrega será reemplazado por Alejandro Vanoli, actual titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

La partida de Juan Carlos Fábrega se produce luego de que fuese maltratado en público por Cristina Kirchner, en un discurso en el que lo acusó de falta de controles a los bancos, además de filtrarle información.

Así lo hicieron conocer el canal de noticias TN, el portal lapolíticaonline y la agencia DyN.

La dimisión tendría que ver con su oposición a las políticas que aplica el ministerio de Economía a cargo de Axel Kicillof y la imposibilidad de poner en práctica medidas para calmar la situación cambiaria, tal como logró hacerlo en enero cuando produjo la devaluación de la moneda. Así se lo hizo saber esta tarde Fábrega al directorio del BC y a sus colaboradores más allegados.

Además, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner lo “retó” en las últimas horas por no controlar la especulación financiera de bancos y entidades. “El banquero la pasó mal anoche cuando Cristina lo castigó duramente, como pocas veces lo había hecho con algún otro funcionario. Inmutable, Fábrega escuchó en primera fila como la Presidenta acusaba al Central de filtrar información a los bancos y protegerlos de con más de 80 mil expedientes trabados. La trasmisión oficial se encargó de mostrarlo como para que quedara claro quién era el destinatario. Pero además del reto público, Fábrega se sintió traicionado porque los funcionarios más cercanos a Cristina estuvieron llamándolo durante todo el día y le insistieron para que vaya al acto de la Casa Rosada, obviamente sin anticiparle lo que se venía”, afirman desde el sitio lapoliticaonline.

Aunque no fue nombrado, Fábrega salió muy mal parado tras las palabras de CFK.

Cristina Kirchner recordó que a principios de septiembre el BCRA rebajó del 30% al 20% el porcentaje de activos en moneda extranjera que pueden tener en sus carteras las entidades financieras y dijo que antes de esa medida “parece que se filtró información, porque hubo bancos con información privilegiada que cuando todos compraban dólares, ellos vendían, como si supieran que después se iban a tener que desprender”.

“También voy a instruir al ministerio de Economía para que se haga una denuncia acerca de cotizaciones paralelas del dólar y la modificación de la posición general de monedas extranjeras de los bancos”, dijo anoche Cristina dándole una función a Economía que corresponde al BCRA.

Los bancos Patagonia, Supervielle, Macro, Mariva e Itaú “tendrán que explicar por qué ese cambio de posición”, dijo. La información en cuestión sólo pudo haber salido de la entidad que conduce Fábrega.

La presidenta también nombró a las sociedades de Bolsa Mariva (relacionada con el banco homónimo) y Ballanz Capital, por el volumen de operaciones cambiarias “legales, pero concretadas a un precio paralelo” que concentran en la Bolsa. “Sólo dos sociedades de Bolsa concentran el 58% de las operaciones realizadas a través del dólar contado con liquidación, por el cual se compran títulos en dólares y son efectivizados en el exterior para sacar divisas del país”. En este caso, será la Comisión Nacional de Valores la que ponga la lupa sobre ello.

Los reproches son de larga data y se trataron en varias reuniones privadas, informan sitios especializados. En una de ellas, Fábrega intentó explicarle a Cristina las consecuencias de que el BCRA no libere dólares a los sectores productivos y también sobre la necesidad de resolver algunos problemas estructurales de la economía.

“Me culpás de la fuga de divisas y la suba del dólar, está bien. Yo me siento sobre los dólares y no sale un solo dólar más. A pesar de eso, seguís teniendo un problema en la economía y yo no lo tengo que resolver”, le advirtió Fábrega apuntando indudablemente a Kicillof. “Pero quedate tranquila que no sale un solo dólar más”, agregó el banquero.

Fábrega considera que en enero hizo el trabajo sucio que era necesario para empezar a corregir los problemas macroeconómicos: abrió la puerta a una fuerte devaluación del peso, subió las tasas, limitó la tenencia de dólares de los bancos y secó de billetes la plaza.

Lo que seguía era una reducción del gasto y de la emisión, pero Kicillof nunca lo hizo, algo que incluso el banquero recriminó ante dirigentes radicales. Por el contrario, el ministro presionó para que bajen las tasas -incluso en plena subida del dólar- y siguió aumentando el gasto, considerando recesivas las medidas de Fábrega.

Pero más recesivo es que “no salga un dólar más”. El problema que planteó Fábrega es que buena parte del sector productivo argentino está atado a la compra de insumos extranjeros y, como sucede con el sector automotriz, si no hay dólares no hay producción. La solución de obligar a los importadores a comprar “contado con liqui” -negada por el Central-, es considerada catastrófica por los economistas.


Comentarios


Fábrega renunció al Banco Central: Vanoli lo reemplaza