Fauna ratificó la caza comercial de la liebre

Alcanza a los departamentos Adolfo Alsina, General Conesa y Bariloche. La Rural de Conesa defiende la autorización y propone el cobro de un impuesto a los cazadores para garantizar



VIEDMA (AV)- La Dirección de Fauna ratificó la autorización de la caza comercial de liebre europea en los departamentos de Adolfo Alsina, General Conesa y Bariloche.

La apertura se concretó el pasado martes, originando fuertes críticas de la Federación de Sociedades Rurales que alega problemas de inseguridad en los campos.

La Rural de General Conesa comparte la autorización porque la temporada pasada permitió ingresos por más de 100 mil pesos, pero plantea el cobro de un impuesto para solventar mayores controles policiales en las zonas rurales.

Por su parte, el director de Fauna, Mauricio Failla resaltó que la Ley 2.056 obliga al organismo al monitoreo y administración del recurso, y "si hay excedentes, debe cazarse".

Consideró que los ruralistas alegan cuestiones de inseguridad, por lo que Fauna hizo una "gestión ante la Policía". Aclaró que "formalmente no hicieron ninguna presentación en contrario, y en consecuencia, entendemos la preocupación pero para eso hicimos una reglamentación".

Esta normativa requiere a los cazadores dos años de residencia en la provincia, fotocopias de documentos personales, vehículo y arma, permiso de dueños de campos certificado por la Policía e inscripciones en los registros de Cazadores, Acopiadores y de Industrias.

Failla insistió en que las transgresiones son sancionadas con multas que van de los 100 a los 20.000 pesos, y que el año pasado se aplicaron cuatro fuertes sanciones.

El funcionario reconoció que no consultó a los ruralistas -tomando en cuenta que éstos cuestionan esa situación- pero explicó que se recibió la opinión de los municipios de Vied-ma, Bariloche, Guardia Mitre y Conesa, por cuanto lo importante es cumplir con la ley. Manifestó que no se abrió la caza en la Línea Sur por pedido del Ente de Desarrollo que alegó razones de inseguridad.

Otro elemento se incorporó a la polémica cuando el presidente de la Sociedad Rural de General Conesa, Carlos Gutiérrez respaldó la apertura de la temporada y propuso ante los problemas de inseguridad que se cobre un impuesto a los cazadores para solventar con ese dinero el desplazamiento de la fuerza policial en tareas de control.

La Federación y varias entidades rurales se reunieron con el subsecretario de Seguridad, Juan Carlos Vallés. Aquellos pusieron el acento en los problemas por los que atraviesa la Policía como para controlar ante la falta de equipamiento temiendo un incremento de los casos de abigeato. También dieron cuenta del problema de logística de las comisarías rurales para cubrir y velar por la seguridad de los productores y personal rural.


Comentarios


Fauna ratificó la caza comercial de la liebre