Febril negociación en el peronismo



Mario Franco intenta alcanzar una lista de unidad entre todos los sectores del partido

VILLA REGINA (AVR)- En una agitada jornada de encuentros y negociaciones, fracasó ayer en esta ciudad el intento de cohesionar en una lista de unidad al PJ rionegrino de cara a las elecciones parlamentarias de este año.

Hoy los máximos dirigentes del justicialismo se volverán a ver en Viedma, donde se hará un nuevo intento por crear una lista de consenso.

La iniciativa de la negociación entre los distintos sectores surgió del ex gobernador Mario Franco. Su casa en la calle Las Heras fue el lugar escogido para convocar a Remo Costanzo, Miguel Pichetto y Eduardo Rosso. Pero sólo asistieron los dos primeros.

Con el objetivo de intentar un último encuentro entre los sectores, hoy Fran-co viajará a Viedma donde se debe formalizar el cierre de listas de candidatos para la interna que, por el momento, no tiene vuelta atrás.

“No tengo ningún tipo de aspiración, sino que soy un simple componedor del justicialismo. Creo que si no arribamos a una solución, la crisis va a ser mayor, y cada uno tendrá que saber qué lugar le tocará en la historia” comentó “don Mario” tras el encuentro de casi una hora.

Ante la ausencia de Rosso, Costanzo y Pichetto decidieron continuar su cónclave en otro lugar. El senador eligió el restaurante del Autostop a la vera de la ruta 22, Pichetto el Club Social Colonia, en pleno centro reginense.

A las 17 la comisión de Acción Política de Unidad Rionegrina -costancista- integrada por Ignacio Del Mazo, Rubén Giménez y Alcides Pinazo entre otros, se reunió en el Club Social con Pichetto y sus asesores, entre los que estaban Jorge Cejas, León Rodríguez, Cacho Román.

El encuentro se extendió por una ho-ra. El costancismo pidió ahí el primer lugar como candidato a diputado en la lista definida por Pichetto, lo cual implicaba bajar a Rodolfo Ponce de León. La negativa de Picheto fue rotunda. “Nosotros no bajamos a nadie” pode-mos conversar para el 2003 y para reorganizar el partido y hablar de políticas”. Poco después llegó Ponce de León.

Picheto fundamentó su presencia no en la necesidad de entablar una negociación destinada a modificar su lista, sino en el hecho de trabajar por la unidad del PJ y en el respeto de un dirigente del peronismo histórico como lo es Mario Franco. Como síntesis el costancismo se retiró sin nada.

También se encontraba reunido en Regina el sector que lidera Juan Carlos del Bello. En medios peronistas no se descartaba que la esposa de Del Bello, Marta Borda, sea elegida primera diputada por la línea de Eduardo Rosso.

La actitud de Rosso de no participar de la convocatoria de Franco fue tomada como un acto de audacia, aunque con el respaldo del gobernador de Buenos Aires Carlos Ruckauf.

Pichetto dirá hoy qué mujer será la segunda candidata a senadora, en tanto que detrás de Ponce de León se colocó a Nora de Moschetti, de Catriel.

Por el momento sólo hay dos listas: la de Pichetto y la de Rosso, que sólo cubrió el cargo a senador con su postulación, y que hoy pediría una postergación en el cierre de listas.

El costancismo no tiene candidatos. Ayer pidió a Pichetto bajar a Ponce de León e instalar a Carlos Larreguy que preside el partido. Todavía no se sabe si presentará lista propia.


Comentarios


Febril negociación en el peronismo