Fin de semana largo con muchos turistas y 90 tn de chocolates

Es lo que esperan vender en Bariloche en estos días. "La Semana Santa llegó muy anticipada", dicen.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Los empresarios chocolateros de la ciudad tienen sus esperanzas de venta sustentadas en el larguísimo fin de semana que comienza hoy y en la importante afluencia turística anunciada, pero estiman que las ventas este año no serán excepcionales, “debido a que la Semana Santa llegó muy anticipada”. Claro que si se confirman los moderados pronósticos la culpa no la tendrá tan sólo el calendario litúrgico, sino el clima, que a las puertas mismas del otoño sigue siendo templado, y más primaveral que los últimos años. De todos modos, estiman que sólo en Bariloche en estos días venderán entre 80 y 90 toneladas de chocolate en todos sus formatos, a un precio promedio superior en un 25 por ciento al del año pasado. Si se toman en cuenta las ventas en los locales que las firmas de Bariloche tienen en otras ciudades del país, las ventas superan las 300 toneladas.

“No hay incentivo para el consumo con tanto calor”, comentó Diego Fenoglio, titular de “Rapa Nui” y heredero de un apellido que es tradición en chocolate artesanal. Su empresa, después de haber obtenido en los últimos tres años el primer premio en creatividad para el huevo de Pascua, distinción que otorga la Asociación Femenina Empresarial de Ejecutivas de Turismo, este año no presentó su ejemplar. “Porque necesito disponer de un artesano durante más de un mes, y en esta oportunidad no tuve personal disponible”, contó.

Es probable que las chocolaterías de la ciudad se distingan durante todo el año por exhibir las vidrieras más llamativas y coloridas, pero es en Semana Santa, con la exposición de una gran variedad de huevos, conejos y gallinas de Pascua, cuando más vestidas y atractivas están.

La fama del chocolate de Bariloche se originó en una tradición europea que de a poco se fue convirtiendo en símbolo de la ciudad, al igual que los huevos y figuras que se elaboran para Semana Santa. En estas fiestas, los mejores compradores de huevos y figuras serán los residentes, como siempre, en tanto que los turistas no pueden resistir la tentación de probar, consumir y llevar como presente los famosos chocolates rellenos y en rama.

Casi todos los fabricantes son de origen europeo, y en general son sus descendientes los que continuaron con la explotación de la empresa familiar. Algunos se iniciaron con el emprendimiento hace más de medio siglo, y fueron cimentando una fama bien merecida que hoy es sinónimo de jerarquía y calidad.

La tradición del chocolate de Bariloche nació en 1948, con el sueño del inmigrante italiano, Aldo Fenoglio, y hoy la alimentan su hijo Diego, y otros empresarios que hicieron cultura de la elaboración del buen chocolate.

Más de 500 familias viven en forma permanente de la industria del chocolate, que según sus fabricantes siempre encontró trabas para abrirse camino en el país y en el mundo, debido a los impuestos que soporta la producción local, y por los elevados costos de acceso a los mercados externos.

Además de “Fenoglio”, que hoy forma parte del grupo empresarial “Havana”, hay antiguas marcas como “Del Turista”, “La Abuela Goye”, “La Mexicana” y “Benroth”, y otras más modernas, entre las que se encuentran “Rapa Nui”, “Tante Frida”, “Mamuschka”, “Frantom”, “Bonifacio” y “El reino del chocolate”.


Comentarios


Fin de semana largo con muchos turistas y 90 tn de chocolates