Fracasó la recolección de envases tóxicos en el Valle Inferior

VIEDMA (AV)- Los intentos de previsión ambiental sufrieron un traspié en el Valle Inferior ante el virtual fracaso de la campaña de recolección de envases usados de agroquímicos.

La desconfianza del Consejo Provincial de Ecología y Medio Ambiente (Codema) está dirigido directamente hacia los chacareros que desoyeron los llamados a entregar los recipientes y en forma indirecta hacia las autoridades del Instituto de Desarrollo del Valle Inferior (Idevi), que debía actuar de intermediario en esta actividad.

Desde el organismo provincial mostraron su preocupación por la poca respuesta recibida por parte de los productores a esta iniciativa.

Su titular Oscar Echeverría advirtió que en esta zona «hay más de 400 productores pero solamente unos 10 se hicieron eco de este operativo a pesar de que era un reclamo de los propios chacareros». Consideró que «hace dos años que se desarrolla sin interrupciones a partir de un acuerdo con el sector vendedor de plaguicidasy los fabricantes, y si bien se realizaron con mayor intensidad en el Alto Valle, en esta temporada lo extendimos al Valle Inferior; aunque vemos, lamentablemente que la respuesta no fue la esperada».

El funcionario recordó que «antes de comenzar lanzamos una insistente campaña de información y concientización, y posteriormente se distribuyeron las bolsas correspondientes donde debían guardarse, para luego recolectarlas». Agregó que «el operativo se efectuó sin costo alguno para el productor».

Por otro lado planteó que «desde el Estado hemos demostrado que hay un compromiso con este tema, manteniendo un costo a favor del gobierno, cuando éste es un residuo producido por una actividad económica y que son los sectores específicos del negocio los que deben aportar los fondos para que no afecten al resto de las personas».

«Sabemos que se utilizan plaguicidas para maíz y en horticultura pero no por dónde ingresan o cómo se almacenan», denunció el funcionario.

En cuanto a la falta de controles, mencionó que en Viedma hay dos puntos de venta, sin embargo planteó la sospecha que lo que se emplea en la zona de chacras «debe ingresar por otro lado, quizá por Bahía Blanca, lo cual no es anormal aunque no nos permite una posibilidad de seguimiento de los productos ni tener una estimación».

A su turno, el presidente de la Cámara de Productores del Valle Inferior, Irineo Guerra, admitió que «hubo una mala respuesta». Trató de ensayar alguna explicación sosteniendo que los chacareros «debían dejar las bolsas en un centro acopiador, y a lo mejor se pudo complicar debido a los gastos de traslado».

En la nueva campaña se le pedirá a los manipuladores directos que luego del uso del plaguicida promuevan el triple lavado del envase con el propósito de eliminar todo tipo de residuo antes de ser enviado a destrucción en un horno especial.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora