Golpe de calor, los animales también lo sufren

Las altas temperaturas afectan a los animales y hay razas más predispuestas a sufrirlas. Qué hay que hacer para evitarlo y cómo ayudarlos a soportar los peores días del verano.



Con las temperaturas altas, el golpe de calor entre las mascotas y animales en general es más común de lo que se cree.

Hay que tener en cuenta que el sol con la actividad física no es buena combinación. Tampoco la exposición a altas temperaturas de animales encerrados en lugares pequeños con escasa ventilación. Cuando se dejan mascotas dentro de los vehículos, expuestas directamente al sol durante un tiempo prolongado en horarios de altas temperaturas puede ser trágico si no es atendido a tiempo.

Hay mascotas que están predispuestas a sufrir esta patología, principalmente las razas braquiocefálicas como los bóxer, bulldog, pequinés; también animales obesos, cachorros y geriátricos son propensos a sufrirlo.


Existen situaciones que predisponen al golpe de calor, como: actividad física vigorosa, exposición a altas temperaturas y animales encerrados en lugares pequeños con escasa o nula ventilación.

Sebastián Benítez, médico veterinario, Mat. 801 de Viedma, advierte sobre los primeros síntomas ante el golpe de calor: “Vamos a notar al perro muy agitado, con respiración acelerada, que no le entra el aire que respira y la frecuencia cardíaca respiratoria aumentada”, explica el profesional. Y aconseja: “No hay que volverse loco y asustarse, la tranquilidad es indispensable. No hay que cometer el error de bañarlo totalmente. Ayudamos a bajar la temperatura mojando con agua fresca las zonas del cuello, axilas, cabeza y panza. Así, paulatinamente irá bajando la temperatura”, asegura el veterinario.


“Bañarlo y poner el ventilador sería un error que podría derivar a enfermedades infecciosas respiratorias o pulmonares. Nada de esto es conveniente porque podría además complicar el cuadro, desencadenando en un problema respiratorio cardíaco”, concluye.


Comentarios


Golpe de calor, los animales también lo sufren