Grecia: el fuego pierde fuerza, pero no el enojo de la población

Miles protestaron ayer y acusaron al gobierno por la "falta de organización".

#

Pese a que los incendios están remitiendo, ayer evacuaron cinco pueblos por prevención.

Los incendios empezaron a perder intensidad ayer en Grecia, pero la cólera de sus habitantes crecía a medida que se descubre la amplitud de los daños. Desde el Vaticano, el Papa Benedicto XVI condenó "las acciones criminales" de los pirómanos cuyo "comportamiento irresponsable pone en peligro la integridad de las personas y destruye el medio ambiente".

En Atenas unas 10.000 personas, según los medios de comunicación, principalmente jóvenes, se reunieron ante el Parlamento para una manifestación "ciudadana" contra los errores del Estado a la hora de luchar contra esos fuegos que causaron la muerte de 63 personas en apenas seis días.

"Estoy muy, muy decepcionada ante lo que ha sucedido, y también encolerizada", explicó a Heleni, estudiante de 24 años, vestida de negro, como pidió el mensaje que circuló durante todo el día en los teléfonos móviles e internet. "La gente tiene vergüenza de la inercia de los poderes públicos. La organización de la ayuda ha sido verdaderamente inepta", añadió Lionel, agente de viajes de 31 años. "Mi objetivo es protestar contra la ausencia de organización y de prevención en un país que debería haber estado preparado, vistos todos los incendios del pasado", criticó Christina, de 31 años.

Los dos incendios más importantes en Ilia, en el Peloponeso (sur) y en la isla de Eubea (este) están perdiendo fuerza, aunque otros cinco pueblos fueron evacuados "de forma preventiva" ayer en la primera de esas regiones.

El gobierno puso en marcha un sistema de indemnizaciones con el que los siniestrados pueden obtener una ayuda de urgencia de 3.000 euros (unos 4.050 dólares). "El número de siniestrados no ha sido aún evaluado, pero se presentaron al menos 700" tan sólo en el Peloponeso, declaró un portavoz del gobierno, Evangelos Antonaros.

La catástrofe va tomando un cariz cada vez más político a causa de las elecciones legislativas del 16 de septiembre, en las que el primer ministro conservador Costas Caramanlis se juega su reelección.

El jefe del Pasok (socialista) Georges Papandreu, multiplica los ataques contra el gobierno, al que acusa de haber "humillado" al país por su falta de preparación.

"Pocas veces vi tantos fuegos tan grandes a la vez. Suelo trabajar en grandes incendios en Francia, España o Italia, pero estos son especialmente impresionantes", dijo a la AFP André Billot, jefe de los aviones de extinción franceses, cuatro de los cuales están en Grecia. (AFP)


Comentarios


Grecia: el fuego pierde fuerza, pero no el enojo de la población