El gobierno ofreció a los estatales de Neuquén un bono y mantener las subas salariales por inflación

La propuesta fue formalizada a los representantes de ATE en la reunión que se convocó hoy. El gremio la pondrá a consideración de su asamblea el jueves.

El gobierno de Neuquén le ofreció hoy a los sindicatos estatales mantener la metodología de actualización salarial atada a la inflación y un bono de 80.000 pesos a pagar en dos cuotas desde febrero. Las subas por Índice de Precios al Consumidor (IPC) traerán algunos cambios, tanto en el mecanismo de aplicación como en las mediciones a utilizar.

Según se desprende del acta que difundió ATE esta tarde, el gobierno propuso aplicar actualizaciones trimestrales por inflación durante todo el 2023, pero con un adelantamiento del primer mes de cada período. Es decir, si se toma como ejemplo el primer trimestre del año, el IPC de enero se pagaría con los haberes de febrero (que se cobran en marzo), mientras que el resultado de febrero y marzo llegaría con los sueldos de abril (que se cobran en mayo).

Esto arrojarían una suerte de «mix» de actualización mensual y bimensual. La oferta del gobierno indica que la aplicación de los aumentos será acumulativa.

Por otra parte, establece un cambio en los índices a tener en cuenta para estimar el incremento: se dejará de usar el de Córdoba y quedarán solamente los que miden Estadística y Censos de Neuquén y el Indec, cada uno con una ponderación del 50%.

Bono extraordinario


La propuesta incluye el otorgamiento de un bono de 80.000 pesos no remunerativo y no bonificable, de carácter «extraordinario», pagadero en dos cuotas iguales de 40.000 pesos. La primera el 17 de febrero y la segunda el 17 de marzo.

Este había sido el pedido que había llevado ATE, mientras que UPCN había reclamado un porcentaje adicional para el primer trimestre. El gobierno ya había anticipado que esta segunda opción estaba descartada «de plano».

Asignaciones familiares y jubilados


La oferta que analizarán los trabajadores en asamblea incluyó otro de los pedidos, el de la actualización semestral de las asignaciones familiares usando también el IPC.

El mismo método se usaría para el cálculo de la ropa de trabajo que tienen incorporada varios convenios colectivos. La primera suma quedaría de 57.240 pesos para abril y, la siguiente, lo que resulte de aplicar la inflación entre ese mes y julio. Esta se cobraría entre septiembre y octubre, según el sector.

Si los sindicatos aceptan la propuesta, será extensiva a los trabajadores de municipios de tercera categoría y a los jubilados provinciales.

ATE ya anticipó que convocará a una asamblea general este jueves en las puertas del sindicato, ubicado en calle Irigoyen.

Ocho aumentos en el año


El ministerio de Economía que conduce Guillermo Pons destacó que las variaciones propuestas sobre la metodología de actualización van a impactar «positivamente» en los salarios de los trabajadores y se traducirán en «ocho aumentos salariales en el año».

No solo destacó el adelantamiento de un mes de cada trimestre, sino la utilización del IPC del nuevo IPC de Neuquén y el de Indec, dejando de lado el de Córdoba que el año pasado terminó con una diferencia de unos 10 puntos respecto de los primeros.

«El gobierno espera inyectar un 8% más de fondos por los aumentos que surjan de la aplicación del IPC respecto del esquema anterior», plantearon desde Economía.

Solo con el cambio de canasta, que se empezará a aplicar desde enero, prevén una suba del 5%.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios