Guardavidas en regla



El pasado 13 de noviembre, la dirección de Deportes del municipio llevó a cabo el primer turno de examen de reválida de rendimiento y resistencia física para veintiséis guardavidas, requisitos indispensables reglamentados por la ordenanza 3.009/47, para obtener la habilitación que les permita ejercer su función en los establecimientos recreativos.

Cabe destacar que el mandato mencionado incluye el capítulo 11 que es exclusivo para guardavidas, y reglamenta la obligatoriedad para los clubes e instituciones de contar con personal con las habilitaciones debidamente aprobadas por las autoridades pertinentes.

El director de Deportes del municipio, Gustavo Pérez, recordó el lamentable accidente ocurrido el 15 de febrero de 2004, producto del cual, Nicolás Anabalón de ocho años, quedó en estado vegetativo durante casi tres años y finalmente falleció el 20 de marzo pasado en Chile. Sobre el angustioso suceso, aseveró que "siempre tienen ocurrir las tragedias para que se visualicen los problemas". Pérez comentó que cuando ocurrió el accidente, desde la escuela de guardavidas, perteneciente a la Asociación de Rescate y Salvamento Acuático (ARSA), se estaba trabajando en la reforma de la ordenanza la 3.001/99 que regía en aquel entonces y "que en todo aspecto era precaria en cuanto a sus exigencias del personal y estructuras edilicias", sostuvo. Y agregó que por esa razón "lamentamos tanto ese hecho y en lo personal me entristece mucho porque se podría haber evitado", expresó.


Comentarios


Guardavidas en regla