Gutiérrez se acercó a Fernández y pidió el fin del decreto contra Vaca Muerta

Fue durante su discurso de asunción ante la Legislatura. Se trata de la última medida que tomó la gestión macrista y que congeló el precio del barril de petróleo. Hubo elogios para el nuevo jefe de Estado, de quien destacó su llamado a la unidad.



El gobernador dio el primer discurso de su segundo mandato frente a la renovada Cámara de Diputados. Foto: Florencia Salto.

El gobernador dio el primer discurso de su segundo mandato frente a la renovada Cámara de Diputados. Foto: Florencia Salto.

El gobernador Omar Gutiérrez le pidió al Congreso de la Nación que no ratifique el decreto de necesidad y urgencia 566 que congeló el precio del barril de petróleo y lamentó no haber podido impedir su implementación en la gestión macrista. Lo dijo ayer en el mensaje que brindó ante los diputados al asumir su segundo mandato al frente de la provincia y en donde comenzó a tender puentes hacia el presidente Alberto Fernández, a quien elogió por su llamado a la “unidad”.

“Me parece muy importante destacar la convocatoria del presidente. Se acabó la grieta. Tenemos distintas trayectorias, opiniones, pero en la crisis hay oportunidad. Son tiempos de ponernos la camiseta y todos juntos tirar del carro demostrando que tenemos compromiso con cada rincón de la Patria”, aseguró.

Dijo que tendrá reuniones con el equipo de Fernández “en los próximos días” y volvió a destacar “la apertura del diálogo del nuevo gobierno nacional”.

Nuevamente pidió “reglas de juego claras para Vaca Muerta” y reconoció como uno de los errores de su gestión no haber podido impedir el dictado del decreto 566. “Muchas veces tuvimos brechas y se fue acordando con diálogo. Por eso pido que ese decreto sea declarado nulo en el Congreso”, sostuvo.

Gutiérrez habló ayer durante unos 48 minutos en el recinto de la Legislatura en un discurso apagado que se limitó al anuncio de los siete proyectos de ley que ya se habían anticipado y a un recuento de algunas dificultades o errores de su gestión. Entre ellas señaló un prolongado conflicto docente y la frustrada ley de Bosques que se intentó reformar en la última semana de sesiones.

Fue la primera vez que se refirió a ese tema y justificó el envío del proyecto en que debían cumplirse los plazos de actualización fijados por ley y que hubo candidatos que le pidieron durante el año no avanzar en el proyecto mientras hubiera elecciones. “Respeté el pedido que me hicieron y fui hasta el final del plazo legal que tenía”, argumentó.

“No tengo ninguna bronca con nadie. Cometimos muchos errores por ir para adelante, pero nunca vamos a cometer el error de parar por tener miedo. Para eso estamos”, planteó.

Agradeció a la gestión saliente porque “no faltó una sola herramienta para gobernar” y comenzó una suerte de despedida de su tarea como gobernador al afirmar que no buscará reformar la Constitución para ir por un tercer mandato. Si bien bromeó con que podría no ser su última jura, sí reconoció que “así como hubo una generación que nos abrió las puertas, es responsabilidad nuestra hacerlo con la siguiente”.

Su vicegobernador Marcos Koopmann fue quien le tomó juramento tras reconocer el “honor” de ocupar por primera vez un cargo electivo. Entre sus agradecimientos hubo uno dedicado a Jorge Sapag por “la confianza depositada” y por ser “guía para muchos”.

En la sesión también juraron los nuevos 35 diputados que tendrán mandato por cuatro años y se eligió a quienes ocuparán la línea sucesoria: serán María Fernanda Villone (MPN) como vicepresidenta primera de la Legislatura y Mariano Mansilla (Frente de Todos) como segundo.

El vicegobernador saliente Rolando Figueroa fue el encargado de presidir la sesión hasta la jura de Koopmann y permaneció en el recinto durante el discurso del gobernador, con quien no intercambió ni un saludo.

Una hora más tarde de lo previsto, a las 21:30, Gutiérrez le tomó juramento a sus ministros en un auditorio de Casa de Gobierno colmado de simpatizantes.


Comentarios


Gutiérrez se acercó a Fernández y pidió el fin del decreto contra Vaca Muerta