Hallaron un nuevo y único sitio de arte rupestre en Neuquén

Es importante para el conocimiento de la prehistoria de la zona.

NEUQUEN (AN).- El descubrimiento por parte de los investigadores de un nuevo sitio de arte rupestre con pictografías de diversos estilos y colores, algunos de los cuales no se habían registrado antes en la provincia podría constituir una puerta de acceso importante para el conocimiento de la prehistoria neuquina.

La localización del sitio se mantiene en secreto por parte de las autoridades del ministerio de Desarrollo Social y por los investigadores de la Facultad de Turismo de la Universidad Nacional del Comahue con el fin de evitar la depredación del que podría ser objeto por parte de visitantes inescrupulosos.

La licenciada Teresa Vega quien junto con el arqueólogo Mario Silveira, y el propio ministro Jorge Lara fueron los primeros en acceder explicó que el sitio era conocido por los lugareños pero "es nueva su aparición en la literatura científica desde el momento en que nosotros hacemos un primer relevamiento de tipo fotográfico, una clasificación de sus motivos y la ubicación dentro de los estilos predominantes en la Patagonia y en Neuquén".

Describió el lugar como un panel de 12 metros de largo "que concentra una serie de motivos que se ven en otros partes de la Patagonia como La Cueva de las Manos, pero que no se ven en Chubut, Río Negro o Neuquén".

Los estilos dominantes en la provincia son tres, según una clasificación que hizo en su oportunidad el antropólogo Jorge Fernández: en el norte las paralelas, que se dan en el sitio Colomichicó. En el centro el estilo de pisadas, huellas de guanacos, el tridígico con la huella del ñandú y el felino. En el sur el estilo de grecas, líneas quebradas, angulares y triangulares.

Según informó Vega en el sitio por primera vez relevado "se dan los tres estilos pero además elementos zoomorfos, como la silueta abstracta de mamíferos; figuras humanas, tres en total, en actitud de súplica con los brazos hacia arriba, y una serie de líneas como cercos que parecen escenas de caza". Las escenas de caza es un estilo que caracteriza a la zona sur pero no a Neuquén.

Además de la existencia de una gran combinación de estilos, el lugar presenta elementos nuevos como colores que no aparecen en otros lados. En uno de los sitios de la zona sur de la provincia, en Traful, se relevó el color verde. En este nuevo sitio hay verde, naranja, rojo, blanco y negro, todos colores novedosos, explicó la investigadora.

Aseguró que el análisis del lugar "nos puede poner en el comienzo de otras investigaciones, de nuevas clasificaciones para la provincia".

Aún así Vega no quiso arriesgar la opinión de que se está ante la manifestación de arte rupestre más importante de la provincia.

"Es difícil decir si es el más importante porque si pensamos en Colomichó donde siempre se habló de 200 bloques y nosotros hemos documentado un tercio y estamos en 196 bloques, se trata de un sitio de gran cuantía y muy importante".

En todo caso el nuevo lugar "podrá ser importante en cuanto a que abre líneas de investigación para nuevas ubicaciones para los estilos de la provincia" y desde ese punto de vista "sí es uno de los más ricos".

El hallazgo se produjo en el marco del convenio que tiene el ministerio de Desarrollo Social con la Facultad de Turismo para la puesta en valor turístico de los sitios de arte rupestre de la provincia.

La necesidad de una política de preservación

La ubicación del nuevo sitio se mantiene en secreto para preservarlo de la depredación. "Por suerte no tiene un acceso directo de la gente y eso ha ayudado" informó Teresa Vega. Hasta que no se haga un relevamiento completo, con el trabajo de arqueólogo que permitan la datación, no se abrirá al público.

El lugar es un alero con una pared de 12 metros y se encuentra en la montaña. El inconveniente detectado hasta ahora es que allí se guarecen en invierno las cabras que se frotan contra la pared y han desteñido su parte inferior. "Los motivos de arriba no se han deteriorado pero hará falta una protección rápida".

"Los humanos somos los más peligrosos"

La investigadora de la facultad de Turismo indicó que "no queremos decir exactamente el lugar porque entendemos que se deben tomar todas las medidas preventivas básicas antes de que se publicite". Explicó que al momento de acceder a los sitios "los humanos somos los más peligrosos y el arte rupestre en general de la provincia ha sido sometido al vandalismo".

Explicó que por tal motivo "hace falta una concientización de la valía que tiene esto para que la gente no se lo lleve y debe haber una preparación con visitas guiadas, con folletería, es decir toda una política de preservación y manejo".

Un claro ejemplo es el sitio de Colomichicó donde en cada visita los investigadores detectan cambios en las posiciones de las piedras e incluso intentos de sacar pedazos de bloques.

La preservación está ligada además a la puesta en valor turístico del sitio.

Trabajos en este sentido se están haciendo en Colomichicó, con senderos, cartelería y hasta un refugio en la alta montaña, pero también en Abra Ancha y Pilolil, sitios éstos en los que las comunidades han manifestado interés en su preservación y han pedido la ayuda oficial para hacerlo. (AN)

Antes de que llegue el turismo

Las nuevas manifestaciones de arte rupestre se han abierto a los investigadores en el marco de un convenio entre el ministerio de Desarrollo Social de la provincia y la facultad de Turismo para la puesta en valor de los sitios.

"Le veo una gran importancia turística porque la demanda de este sector ha cambiado y ahora interesa lo peculiar de cada lugar y en ese sentido la Patagonia ve a ser un destino", dijo Vega.

Alertó sin embargo que se debe tomar conciencia de que antes de que llegue el turismo "debemos tener las cosas hechas o de lo contrario no va a quedar nada".

Valoró al respecto que "el ministerio haya abierto el paraguas antes de que llegue la gente, que va a llegar no sólo por el arte rupestre sino también por el paisaje y los lagos".

Un fenómeno mundial

El arte rupestre según Vega es un "fenómeno mundial no sólo como turismo sino también como tema de estudio".

De hecho el relevamiento realizado hasta ahora por los investigadores de la UNC en el nuevo sitio será expuesto en un congreso nacional.

Para la puesta en valor de Colomichicó la provincia invertirá en total cerca de 50.000 pesos. Parte de esos fondos se destinarán a construir un refugio en la alta montaña.

De este proyecto, denominado "Parque Arqueológico Colomichicó" no sólo forman parte los investigadores de la UNC sino que se ha conformado un equipo con el arqueólogo y profesor de la Universidad de Cuyo, Juan Schobinger, y con el arqueólogo y profesor de la Universidad de Buenos Aires, Mario Silveira.

En el lugar se han construido senderos y se ha instalado la señalización y cartelería interpretativa y normativa que informará a los visitantes sobre las actividades que se pueden realizar en el sitio. (AN)


Comentarios


Hallaron un nuevo y único sitio de arte rupestre en Neuquén