“Hay un cambio en los hábitos de consumo a raíz de la pandemia”

Entrevista con Gastón Irigoyen, CEO de Naranja X





La virtualidad y las transacciones online, ya eran tendencia desde hace tiempo. Sin embargo, la pandemia multiplicó y afianzó el uso de las herramientas electrónicas para el consumo habitual de las familias. Gastón Irigoyen es el CEO de Naranja X, la fintech de Tarjeta Naranja, que acaba de lanzar una tarjeta VISA virtual con novedosas particularidades. En diálogo con PULSO, dio detalles del nuevo producto y del escenario actual en relación a los hábitos de consumo.

PREGUNTA: ¿Cómo nace Naranja X?
RESPUESTA: Tarjeta Naranja, la operadora de tarjetas de crédito más grande del país, con más de cinco millones de clientes y 30 años de trayectoria. Desde hace algunos años Naranja ha incursionado en otros negocios, creando un ecosistema financiero alrededor de la tarjeta. Así nació Naranja Seguros, Naranja Viajes en alianza con Despegar.com, Tienda Naranja, que es una e-comerce. Naranja X es una fintech, y nace en ese contexto como parte de esa estrategia, como una apuesta de valor ampliada para los clientes.

P: ¿De que se trata Naranja X?
R: Es básicamente una aplicación, con una cuenta gratuita en pesos y en dólares, y una tarjeta VISA prepaga, que ahora también es física. Ya habíamos realizado el lanzamiento de la tarjeta VISA virtual, y lo que acabamos de presentar es la versión “plástico”. La principal característica es que se trata de una tarjeta “pre fondeada”. Para fondearse hay que primero estar logueado en la app, disponible para iOs o android, luego se puede utilizar una transferencia bancaria, una billetera virtual, o un depósito en alguna sucursal de Naranja o cualquier boca de Pago Fácil.Una vez que está fondeada, la tarjeta permite transaccionar en el mundo físico como con cualquier tarjeta, o en el mundo virtual en cualquier e-comerce que acepte VISA, tanto en Argentina como en el mundo.

Gente que toda la vida se manejó solo en efectivo, hoy está trasladando su economía a las tarjetas de débito y crédito.

P: ¿Que otras particularidades tiene esta tarjeta en relación a otras?
R: La tarjeta además de ser pre fondeable, tiene una serie de innovaciones muy interesantes. Por ejemplo el hecho de ser contactless, algo muy valioso en tiempos de pandemia, evitando el contacto físico. Otras características son por ejemplo que es vertical en ambas caras, con un canto naranja, y está despojada de distintos elementos que históricamente tuvieron las tarjetas, como el panel de firma o los hologramas. Por último, algo muy distintivo es que se trata de la primer tarjeta innominada de Argentina, es decir no tiene impreso el nombre y apellido.

P: ¿Cómo funciona la interacción entre la app y la tarjeta?
R: Ese es el punto que más allá de ser innominada, hace que la tarjeta sea segura. Cada vez que hay un consumo, se envía una notificación a la app para validar ese consumo. Y además es posible pausar la tarjeta, o también denunciarla como perdida o robada, en un solo click desde la aplicación. Básicamente lo que hemos logrado es darle inmediatez a la interacción entre la tarjeta, la transacción y el usuario, lo que en definitiva termina siendo mucho más seguro que la experiencia histórica y tradicional de operar con una tarjeta.

P: ¿Sirve por ejemplo para que un padre pueda pre fondear una tarjeta para sus hijos?
R: La tarjeta es innominada, pero no por eso deja de ser personal. No obstante, es un muy buen punto. De hecho es una tarjeta que está disponible para el segmento adolescente, de 13 a 17 años, cuando históricamente las tarjetas son para mayores de 18. De esa forma los chicos pueden tener su primera experiencia con una tarjeta, y los padres tener control de los gastos. Se trata sin duda de un segmento que consume mucho por ejemplo en gamming, Spotify o comidas rápidas.

P: ¿Hay un cambio en los hábitos de pago?
R: Si hay un cambio de hábito secular en los hábitos de pago, con un viraje desde la utilización de efectivo hacia la utilización de tarjetas como medio de pago. En especial las tarjetas contactless. De hecho, gente que toda la vida se manejó solo en efectivo, hoy está trasladando su economía a las tarjetas de débito y crédito. Lo interesante es que el 93% de ese tipo de usuarios, muestra altos índices de satisfacción con su primera experiencia virtual. Lo cual ratifica que son hábitos que llegaron para quedarse. Mucho más, mientras se mantenga el aislamiento social.

P: ¿Cómo observa la dinámica de la actividad en lo que va de la pandemia?
R: Ha habido un cambio en el consumo, asociado al cambio en la tendencia secular de los hábitos. La gente tiene cubrir sus necesidades básicas, y la forma de hacerlo ha cambiado. Es ahí donde vemos el crecimiento de las compras por internet, los servicios de delivery o el apetito por las promociones.

P: La pandemia nos puso a convivir obligadamente con la virtualidad ¿Qué visión tiene del futuro del trabajo?
R: Nosotros somos una empresa que ha pasado de 10 empleados a 250 empleados en apenas 18 meses, de las cuales la mitad se incorporó en 2020, y unas 90 lo hicieron durante la pandemia. Por lo tanto en base a la experiencia podemos afirmar que el futuro inmediato requiere adaptar los procesos de ingreso a la empresa, de interacción con las áreas y el resto de los trabajadores, pero principalmente hay que adaptar la propuesta de valor empleadora. En nuestro caso por ejemplo, hemos entregado sillas ergonómicas a nuestros colaboradores, a fin de replicar nuestros puestos de trabajo en las casas, o también una caja de alimentación saludable a los empleados, o la posibilidad de tomar clases de yoga.


Comentarios


“Hay un cambio en los hábitos de consumo a raíz de la pandemia”