Historias de una cabalgata

Filamir Bustos las relata en su libro. Cuentan su viaje desde Neuquén a San Luis.

#

El docente volvió a caballo a su terruño y lo contó en un libro.

CENTENARIO (ACE).- La experiencia y las anécdotas de una cabalgata desde Neuquén a San Luis exigen ser contadas. Así lo entendió el docente Filamir Bustos, que mañana presenta su libro "Relatos de la Cabalgata, vuelvo al pago y de a caballo".

Bustos llegó al Alto Valle cuando tenía 18 años, recién recibido de maestro en San Luis y en busca de trabajo.

Nunca perdió contacto con su ciudad de Mesilla del Cura donde tiene un campo, sin embargo, fue en el momento de que tramitaba su jubilación que decidió salir de a caballo hacia su terruño.

Bustos forma parte desde hace años de la agrupación tradicionalista de Allen "Gauchos libres" y evaluó que necesitaba hacer esta cabalgata hacia las sierras puntanas. "No fue por una promesa, sino sólo parte de un desafío personal", dijo Bustos, quien salió de Neuquén el 19 de marzo y arribó a Mesilla del Cura el 17 de abril.

En el apoyo logístico, con un carro con fardos y asistencia le acompañó Kique Retamales.

Cuando llevaba hechas unas 60 leguas -aproximadamente unos 300 kilómetros-, se dio cuenta que la experiencia requería que las anécdotas y las sensaciones de lo vivido, al igual que el afecto recibido durante el viaje, merecía una publicación mayor que el "cuaderno de viaje" que llevaba consigo.

"Hubo varios gauchos que me acompañaban por tramos cuando se enteraban de la recorrida, hubo mucha experiencia, fotos, testimonios que me dejaron los que me hospedaron, los que me recibían con un agasajo en cada lugar por el que iba. Hubo payadores, organizaciones camperas, vecinos y gente de campo que me abrió sus puertas independientemente de los lugares preestablecidos que había diagramado antes de emprender el viaje", dijo.

El libro fue editado con recursos propios en Cipolletti, en las ediciones artesanales de "impresionesarte", con unos 200 volúmenes ya editados.

Los primeros en recibir el material fueron alumnos de 9 escuelas rurales de San Luis, porque "creo que en esas escuelas les puede interesar esta pequeña historia de alguien que se fue del lugar, puede despertar su curiosidad por los hechos culturales y tradicionales que hay", dijo el docente.

Bustos aclaró que el libro no tiene una propuesta didáctica, pero "por esta cuestión del don de ser docente, creo que varios textos o los mismos testimonios del libro pueden ser utilizados por los maestros como disparador de temas, por ejemplo, para el día de la tradición", dijo.

Bustos aclara que "no soy escritor", sino un maestro que encontró en esta publicación una oportunidad de dar gracias a quienes lo acompañaron y a quienes lo recibieron en cada punto de su viaje. El libro fue presentado en la feria del libro en Buenos Aires y, por razones de organización, no alcanzó a hacer lo mismo con la feria de Cipolletti.

Mañana, a las 19,30 será el momento de la presentación en sociedad del libro en la biblioteca popular Jorge Fonseca, de Centenario.

"Será para compartirlo con los amigos, colegas y compañeros de trabajo. Fui docente y director en dos escuelas de Centenario (también en el interior neuquino y de Río Negro) y el paso por este lugar dejó amigos y afectos con los que quiero compartir esto", dijo.


Comentarios


Historias de una cabalgata