Horror en Corea por el incendio de dos trenes

Al menos 134 muertos y decenas de heridos en Taegu. El fuego lo habría generado un demente en el subterráneo.



Ver infograma

Las llamas y el humo pasaron de un tren a otro, causando el desastre para los que viajaban en ese momento.
TAEGU, Corea del Sur.- Al menos 134 personas murieron y decenas se encontraban desaparecidas en Corea del Sur, después de que las llamas y el humo envolvieron ayer dos trenes subterráneos tras un ataque incendiario.

El alcalde de la sudoriental ciudad de Taegu dijo que un hombre de 56 años, que se llamaría Kim Dae Hwan, con antecedentes de enfermedad mental era sospechoso de haber provocado el incendio, al finalizar la hora de mayor tráfico en la mañana.

La policía interrogó al sospechoso, que fue visto cuando derramaba un líquido inflamable en un vagón estacionado antes de provocar el incendio con un mechero.

En este sentido, un testigo dijo que el hombre había prendido fuego a un cartón de leche conteniendo un líquido inflamable y se lo lanzó a un vagón.

Las autoridades indicaron que un segundo tren llegó a la estación en el momento en que se desató el incendio. Ambos trenes, cada uno con seis vagones, tenían un total de 400 personas a bordo.

En un principio, el jefe de bomberos de Taegu, Kim Shin-dong, dijo a la prensa que había más de 70 cadáveres carbonizados en los vagones quemados, lo cual, junto con la cifra oficial de los hospitales, de 49 muertos, llevaban el total a cerca de 120. Las cifras fueron cambiando durante el día, pues algunos cuerpos estaban tan quemados que era imposible identificarlos inmediatamente.

Más tarde, un funcionario del Centro de Rescate de Emergencia dijo que 134 personas habían muerto. Decenas estaban desaparecidas, y posiblemente muertas.

Los servicios de socorro, unos 3.000 hombres, vieron su trabajo dificultado por un denso humo y emanaciones tóxicas que provocaron la muerte por asfixia de muchas personas, afirmaron los médicos.

Imposible escapar

Muchos lucharon en vano para escapar del siniestro que redujo los trenes a esqueletos de metal, y lanzó al cielo una densa nube de humo, horas después de haber comenzado.

Imágenes de televisión mostraron a empleados de los servicios de rescate cubriendo los cuerpos carbonizados en lo que quedaba de los vagones; y se veía un zapato quemado entre los restos. En la calle, familiares y amigos se concentraban para mirar la lista de nombres de las víctimas, mientras se abrazaban y lloraban.

El empleado de rescate Lee Hyong-kyun señaló que el fuego devoró rápidamente el material de los asientos y del piso.

"Si usted enciende un líquido inflamable como la gasolina dentro de un espacio cerrado, lo que usted obtendrá será algo muy cercano a una explosión", dijo. "Difícilmente habría alguna oportunidad para escapar", agregó.

Un hombre, cuya esposa estaba en el metro, le dijo a un canal de televisión que había hablado con ella por teléfono celular. "Ayuda", dijo la mujer, según su marido. "Hay un incendio en el metro. La puerta está cerrada".

En tanto, el presidente de Corea del Sur, Kim Dae-jung, envió sus condolencias a las familias de las víctimas.

El de ayer no fue la primera tragedia ferroviaria que enluta a la ciudad de Corea del Sur. En la única línea de metro de Taegu, en 1995 murieron más de 100 personas y otras 100 resultaron heridas por una explosión de gas. (Reuters / AFP)

Ver infograma


Comentarios


Horror en Corea por el incendio de dos trenes