"Hoy será el momento de la verdad para el mundo", advirtió George Bush

La Cumbre dio el ultimátum de desarme a Hussein. Y otorgó la última chance al Consejo de Seguridad.



Bush junto a sus aliados más fieles, Tony Blair y José María Aznar, en la conferencia de prensa ofrecida luego de la Cumbre de Emergencia de ayer, en las islas Azores.
EE.UU, IRAK-Al borde de una guerra contra Iraq, el presidente de EE.UU, George Bush, dijo que hoy será el último día para ver si por medio de la diplomacia se puede desarmar en forma pacífica al presidente iraquí, Saddam Hussein.

"Llegamos a la conclusión de que mañana (lunes) será el momento de la verdad para el mundo", dijo en una conferencia de prensa que ofreció en una base aérea estadounidense en las Islas Azores, territorio portugués en el Atlántico, junto a los líderes de Gran Bretaña, España y Portugal.

"Mañana (hoy)será el día en el cual vamos a determinar si la diplomacia puede servir", dijo Bush, quien explicó que el lunes será el último día para que el Consejo de Seguridad de la ONU someta a votación una segunda resolución para que autorice la guerra si Hussein no se desarma en forma inmediata. Una vez que se agoten los esfuerzos diplomáticos, Washington quedaría al borde de la guerra y Bush se dirigiría a la población norteamericana hoy, dándole un ultimátum a Hussein y dando tiempo tiempo para que asistentes sociales y otras personas dejen Iraq.

La resolución apoyada por EE.UU., Gran Bretaña y España, que enfrentará un veto anunciado por Francia si es que consigue el mínimo de 9 votos necesarios en el consejo de 15 integrantes, demandará que Hussein elimine el lunes sus armas de exterminio, aunque hay sospechas de que consiga los 9 votos necesarios.

Los países más dudosos se han pronunciado en favor de extender los plazos de la inspección.

La disputa en el Consejo de Seguridad de la ONU causó una profunda división en el mismo, ya que Francia, Alemania y Rusia se oponen a cualquier tipo de autorización automática para el uso de la fuerza y piden que se les dé más tiempo a los inspectores de armas para que trabajen en Iraq.

El presidente de Francia, Chirac, se mostró flexible en aplazar las inspecciones, mientras que los EE.UU. acusaron a Francia frente a Koffi Annan, de complicarlo todo.

Aznar y Blair, dijeron que una última ronda de contactos diplomáticos sería realizada como un esfuerzo de última hora para llegar a un acuerdo para presentarle un ultimátum a Hussein que autorice la guerra.

Saddam advierte

Poco después de la cumbre, Hussein dijo que peleará "en cualquier parte del mundo", si EE.UU. invade su país."Cuando el enemigo inicia una guerra a gran escala debería darse cuenta que la batalla entre nosotros se librará donde sea que haya cielo, tierra y agua; en cualquier parte del mundo", dijo ante un grupo de oficiales militares.

Mientras tanto, el Golfo Pérsico ya comenzó a prepararse para la guerra. Hussein dividió a Iraq en 4 distritos militares bajo su comando para luchar contra un cuarto de millón de soldados que están listos para entrar en acción en el Golfo.

El presidente iraquí dijo que es "una gran mentira" que Iraq todavía cuente con armas prohibidas y acusó a EE.UU. de autoproclamarse el juez del mundo, mientras en varias países seguían las manifestaciones en contra de la guerra. Por su parte, Juan Pablo II, pidió a Bush, a Hussein y al Consejo de Seguridad de ONU que defiendan la paz ( ver aparte).

En Kuwait, país que servirá de plataforma de lanzamiento de una invasión a Iraq, un funcionario dijo que creía que la guerra comenzaría en 10 días. El ministro iraquí de Relaciones Exteriores, Naji Sabri, dijo ayer que las autoridades en Bagdad ya se estaban preparando para una guerra inminente y distribuyeron entre la población alimentos para más de cinco meses.

En la reunión de las Azores, Bush también dijo que presionará para que una autoridad interina iraquí construya un Iraq libre. "Vamos a presionar tan rápido como sea posible para que una autoridad interina iraquí reconstruya su país. Nos comprometemos con el objetivo de un Iraq unido bajo instituciones democráticas. Para alcanzar esa visión, vamos a trabajar estrechamente con la comunidad internacional, incluyendo a NU y nuestros compañeros de coalición", anticipó.

"Si se requiere el uso de la fuerza militar, vamos a buscar rápidamente nuevas resoluciones del Consejo de Seguridad para alentar una amplia participación en el proceso de ayudar al pueblo iraquí a que reconstruya un Iraq libre", agregó. Bush también dijo que Hussein podía evitar la guerra dejando Iraq.

El secretario de Estado, Colin Powell, reiteró que EE.UU cree que ya cuenta con la autoridad legal como para ir a la guerra, sin necesitar una segunda resolución en la ONU y advirtió a diplomáticos y prensa que están el Irak, que se preparen para un rápido desalojo de la zona.

Por su parte, Bush dirigirá un mensaje a su país hoy donde anunciará el ultimátum a Irak.

(AFP, Reuters, DPA)


Comentarios


"Hoy será el momento de la verdad para el mundo", advirtió George Bush