Huracán fue matador y va muy tranquilo al Ducó

Goleó a Tigre como visitante, con una gran actuación de Espinoza.



#

FBaires

El Globo fue un festival en el Monumental de Victoria y tiene un pie y medio en los octavos de final.

Huracán se despachó con su mejor producción de los últimos tiempos y logró un categórico 5-2 sobre Tigre, para poner un pie y medio en los octavos de final de la Copa Sudamericana. Cristian Espinoza fue la gran figura de la noche y anotó en tres oportunidades, Mauro Bogado rompió el cero con un penal y Ramón Ábila hizo el 4-0 parcial para el Globo; en tanto que Lucas Wilchez y Carlos Luna descontaron en el cuarto de hora final para el local. Esas dos conquistas le dieron algo de vida al equipo de Gustavo Alfaro, que de todos modos la tiene muy complicada para el desquite, que irá en el Tomás Ducó, el 16 de septiembre. El ganador chocará en octavos ante el vencedor del choque entre dos brasileños: Bahía y Sport Recife. Huracán liquidó el partido en la primera mitad en la que Tigre le dio espacios para salir de contragolpe y el equipo de Eduardo Domínguez no los desaprovechó. El primero nació en una corajeada de Wanchope Ábila que derivó en una mano intencional dentro del área de Joaquín Arzura. El penal lo ejecutó Bogado, quien con un disparo fuerte al medio del arco abrió el marcador. Casi un cuarto de hora más tarde, Daniel Montenegro asistió a Espinoza y el delantero no tuvo problemas para someter al arquero de Bariloche, Sebastián D’Angelo, para poner el 2-0. Desesperado, el Matador salió s buscar el descuento y tuvo alguna posibilidad, como una que Marcos Díaz le sacó a Kevin Itabel sobre los 43. Pero a la vez, el elenco de Victoria dejó cada vez más espacios y el visitante aumentó la diferencia en el minuto final del segmento con la misma receta: asistencia del Rolfi Montenegro y excelsa definición a Espinoza. El desarrollo fue similar en la segunda mitad: Tigre, desesperado, fue a achicar diferencias. Y Huracán, más cauto, tratando de seguir sumando mediante réplicas. Y en las primeros dos contraataques liquido la serie. A los 13 Espinoza desbordó por derecha y sacó un centro que Ábila cabeceó al gol. Dos minutos más tarde, volvieron a asociarse Montenegro y Espinoza, las dos grandes figuras del partido, y el delantero, tras dejar en el camino al arquero, marcó el quinto. Los goles de Wilchez y Luna sirvieron de poco. Huracán fue práctico, jugó bien, goleó y está muy bien perfilado para la revancha. Fue la primera victoria bajo la dirección técnica de Domínguez, que debutó con un 0-0 ante Lanús en el torneo doméstico. Anoche entraron todas y el equipo quedó con el ánimo por las nubes. Ahora, a cambiar el chip y a pensar ni más ni menos que en River.


Comentarios


Huracán fue matador y va muy tranquilo al Ducó