Inauguran fábrica de seis millones de dólares

Petroplastic puso en marcha su planta en Junín de los Andes.

JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- Una inocultable sonrisa se encendió en el rostro de Jorge Sobisch, cuando el presidente de Petroplastic, Julio Costa Paz, dijo ante un millar de personas en la flamante fábrica de seis millones de dólares de inversión, que «estamos aquí porque el gobernador nos lo propuso en su viaje a España y porque luego su gobierno y el municipio nos facilitaron el camino para que este sueño sea una realidad».

Petroplastic SA inauguró ayer su planta para la confección de caños destinados a las actividades hidrocarburíferas, definida como de tecnología de punta y montada sobre una superficie cubierta de 3.971 metros cuadrados, para la provisión al mercado interno y a países latinoamericanos, europeos y del norte de Africa. Entre sus clientes destacan empresas como Repsol, Chevron, Capex y Petrobras, entre otras. También prevé exportaciones a Venezuela y España.

Durante la apertura, a más de uno sorprendió la presencia del reconocido locutor y periodista Fernando Bravo, quien hizo las veces de maestro de ceremonias contra

tado por Petroplastic. Del acto participaron ministros y otros funcionarios del gobierno de Jorge Sobisch, así como del municipio de Junín de los Andes, comisiones barriales y otros empresarios de la región.

La empresa originalmente era una asociación entre capitales nacionales y norteamericanos. Sin embargo, en medio de la debacle que vivió el país entre 2001 y 2002, los estadounidenses abandonaron el proyecto, que continuó adelante merced al empeño de un grupo inverso argentino.

La idea nació en 1998, en medio de un viaje del gobernador Sobisch a España, del que luego surgiría la firma de los acuerdos con Repsol-YPF para invertir 8.000 millones de dólares en la Argentina, el 70 por ciento de los cuales sería destinado a la cuenca neuquina.

En aquella ocasión, el gobernador se reunió con los empresarios a quienes invitó a invertir en Neuquén, a la luz de una fallida experiencia que los mismos hombres de negocios habían tenido en otra provincia Argentina.

Luego, en 2001 cuajaron las propuestas y se inició la construcción de la planta, facilitada por la ley de promoción de inversiones del estado neuquino y otras ventajas adicionales propiciadas por el municipio de Junín de los Andes, empeñado en desarrollar su por entonces incipiente parque industrial.

Hoy, Junín exhibe la radicación de 30 empresas que prodigan «empleo genuino a 400 personas», según destacó el intendente Herrera. Petroplastic da trabajo a 47 operarios, todos oriundos de Junín, que recibieron entrenamiento y capacitación en paralelo con la construcción de la fábrica.

El desarrollo tecnológico para las líneas de producción fue aportado por el Invap, con la colaboración de la Universidad de Newcastle. Es considerado entre los más modernos del país y de América Latina en su tipo.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios