#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Intentó suicidarse un interno de la alcaidía de Bariloche 14-06-03



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Un delincuente con 16 años de prisión por cumplir y una causa pendiente por robo con armas, Wálter Manuel Guíñez, de 29 años, se produjo una herida en el cuello que requirió ocho puntos de sutura. En atención a sus antecedentes y a su demostrada peligrosidad, las autoridades lo trasladaron hasta el hospital para que le brinden los primeros auxilios y también para que le realicen las curaciones, pero lo mantienen alojado en la alcaidía, en una celda y con estricto control.

Hace un mes, en el inicio del debate por otro asalto a mano armada, y mientras estaba siendo interrogado por los jueces, Guíñez intentó degollarse con un trozo de hoja de afeitar que habría ocultado en su boca, pero sólo alcanzó a producirse lesiones superficiales, porque los policías que lo custodiaban estaban atentos e impidieron que se cortara. En esta ocasión utilizó un instrumento similar y se produjo las lesiones en dos etapas: primero superficiales, tal como las definieron los profesionales, y luego más profundas, que demandaron la aplicación de anestesia y curaciones compulsivas.

Antes de la ocurrencia de estos hechos, Guíñez estaba detenido por su presunta participación en otro robo con armas, pero logró que lo internaran en el hospital, fingiendo un intento de suicidio y comportándose como un loco. Así pudo escaparse del nosocomio a las 19 del 21 de setiembre de 2002, en un descuido de su custodio y aprovechando el ingreso de visitantes a la Sala de Hombres. Ahora las autoridades de la alcaidía gestionaron el tratamiento ambulatorio en el servicio de Salud Mental, pero tratarán de evitar la internación para prevenir una probable fuga.

En la última causa seguida contra Guíñez, el firme reconocimiento de la damnificada y el hallazgo del arma que le sustrajeron en el lugar donde fue detenido Wálter Guíñez, alcanzaron para convencer a los jueces de la Cámara Segunda de la responsabilidad que le cupo en el robo con armas cometido contra una distribuidora de frutas y verduras, y fue condenado a 6 años de prisión.

Guíñez registraba varias condenas anteriores que sumaban 10 años y medio de prisión, pero logró eludir otras, como la de 5 años y medio que había solicitado el fiscal Enrique Sánchez Gavier por dos robos con armas cometidos en 1998, y otra por un robo en grado de tentativa ocurrido con posterioridad, porque los jueces no encontraron acreditada con certeza su participación.


Comentarios


Intentó suicidarse un interno de la alcaidía de Bariloche 14-06-03