Allen: investigan un procedimiento policial en el que se escapó un disparo

Ocurrió ayer cerca de las 16 en la plaza principal de la ciudad. En un video se ve a varios policías que reducen a un hombre y uno de ellos lo golpea con su arma reglamentaria en la cabeza. Antes lo habían apuntando a la altura de la cara. Desde la Unidad Regional II confirmaron que están investigando el hecho.



Foto: Archivo.

La Unidad Regional II de la Policía rionegrina investiga el accionar de un grupo de policías en un procedimiento en Allen. Para reducir a un hombre que habría provocado destrozos en un monumento de la plaza central, lo apuntaron a la cara y para reducirlo lo golpearon varias veces con un arma en la cabeza. En el forcejeo a uno de los uniformados se le escapó un disparo. Toda la secuencia quedó registrada en un video que grabaron con su celular unos jóvenes que estaba sentados en un banco.

Según informaron desde la Unidad Sexta no hubo heridos por el disparo.

El hecho ocurrió ayer pasadas las 17 en la plaza San Martín, una de las principales de la ciudad.

El incidente habría comenzado cuando el hombre estaba dañando un monumento del lugar, según testigos.

En las imágenes se logra ver a un policía que apunta con su arma al sujeto y luego cuando este se resiste al arresto y lo tiran al piso. El uniformado lo sujeta, otro le da patadas, un tercero lo golpea con un arma y un cuarto aparece en escena y le da golpes en la zona baja de la espalda.

Mientras tanto el hombre está internado en el hospital de Allen.

Desde la Unidad Regional II confirmaron que se está realizando una investigación interna y que se dio intervención al Ministerio Público Fiscal.

"Se dio intervención a la Justicia, ante la cual quedamos a total disposición como asimismo se iniciaron las actuaciones administrativas correspondientes", informaron a través de un comunicado.

Por su parte desde el Ministerio Público confirmaron que hay una denuncia y que el caso está a cargo de la fiscal Julieta Villa.

Antecedentes de abusos policiales

No es la primera vez que el accionar de uniformados de la Policía se ve envuelto en la polémica. El mes pasado hubo tres casos de abuso policial en la región.

En Cinco Saltos un adolescente fue golpeado en un boliche por personal de la Comisaría Séptima, según la fiscalía. El joven aseguró que le pegaron patadas en todo el cuerpo y lo castigaron con bastones.

También en Cipolletti una referente de la Red Puentes, que realiza tareas de contención para los jóvenes con problemas de adicción, denunció persecución y agresión en un procedimiento de control vehicular. La mujer aseguró que su hija de 11 años terminó en el hospital tras sufrir ataque de nervios.

Otro de los casos que se investiga es la golpiza que recibió un periodista en Catriel. El denunciante, acusó a varios efectivos de la Comisaría Novena que “sin razón alguna” lo golpearon y lo demoraron incomunicado en sede policial por varias horas.

¿Torpeza o brutalidad?: algo grave está fallando

Por Ítalo Pisani

Cuatro casos de evidencias y sospechas de abuso policial en menos de un mes deberían ser motivo no sólo de preocupación, sino también de severa introspección y rápidas acciones dentro de la fuerza policial y del propio gobierno rionegrino.


Vejámenes a un adolescente de Cinco Saltos, golpiza a un periodista de Catriel, intimidación y agresión a militantes cipoleños y, ahora, golpes a “pistolazos” y puños a un hombre, con un tiro que se escapa en una plaza con chicos en Allen. Preocupante dosis de brutalidad.

Más allá de los sumarios iniciados, cuyas conclusiones no pueden darse el lujo de la demora y el mutismo, habrá que repasar urgente algunos aspectos esenciales:


• ¿qué parte de la acción policial queda en el universo de la discrecionalidad?


¿qué modelo de cultura policial impera en la fuerza?


• ¿hay realmente evolución de un cambio cultural en la formación de los uniformados?


• más perentorio: ¿está realmente claro el protocolo a seguir por parte de los agentes frente a situaciones imprevisibles del curso de las intervenciones o en respuesta a una provocación, por citar unos ejemplos?


¿torpeza o barbarie?


• ¿cuál es, habitualmente, la relación del policía con la ley?


Las conductas exhibidas en menos de un mes deberían ser una sonora señal de alarma para determinar qué falla, en el marco irrenunciable de principios, derechos y garantías constitucionales de los que un policía nunca debería salir.


Comentarios


Allen: investigan un procedimiento policial en el que se escapó un disparo