José Vázquez recibió tres balazos antes de que lo quemaran en el auto

La autopsia reveló que le dispararon en el cráneo y en el cuello. El arma utilizada fue un revólver calibre 22 y el proyectil es peritable. Las pericias sobre el vehículo confirmaron el uso de combustible.

Tres disparos terminaron con la vida del taxista cipoleño José Vázquez antes de que su cuerpo se incendiara dentro del auto que manejaba por la zona rural de Allen.

El ataque fue desde el asiento trasero del Fiat Palio y el asesino utilizó un revólver calibre 22, con el que incrustó dos balazos en el cráneo y uno a la altura de la primera vértebra cervical de la víctima.

Segundos después hubo una rápida inspección sobre todo lo que había en el vehículo, para iniciar luego la etapa final: combustible, una llama y la fuga, al menos en los primeros metros, caminando entre las chacras.

Así fue el macabro final del viaje que había comenzado a la 1 del miércoles en la esquina cipoleña de Miguel Muñoz y Fernández Oro.

La reconstrucción inicial fue posible a partir de los resultados de la autopsia al cadáver de Vázquez y de las pericias realizadas al rodado por parte de profesionales de la justicia y la policía rionegrina.

Todavía con muchos cabos sueltos, la investigación avanzó ayer sobre la hipótesis que indica un ataque planificado, con el nombre de la víctima bien claro y conocimiento sobre sus movimientos.

Lo que no pueden responder con exactitud los policías y funcionarios judiciales que trabajan en el caso es por qué y mucho menos quién tomó la decisión de asesinar con saña al hombre de 48 años, vecino del barrio Pichi Nahuel y trabajador de la empresa «Solo Uno».

La autopsia al cuerpo de Vázquez fue realizada durante la mañana en Roca y trascendió que además de confirmarse la presencia de tres impactos de bala, uno de los proyectiles quedó en condiciones de ser sometido a pericias. Esto quiere decir que si en alguna oportunidad se secuestra un arma en el marco de la causa, sus características podrán ser cotejadas con las correspondientes a la bala y definir si ese revólver fue el utilizado para matar al taxista.

Encabezado por el médico Adolfo Scatena, el procedimiento incluyó la extracción de tejido para análisis posteriores.

 

Huellas olfativas

También en Roca, el otro punto clave de búsqueda de pistas fue la sede de la Unidad Regional Segunda. En el patio interno del edificio, en la calle Córdoba, permanece el Fiat Palio, que ayer continuó siendo revisado por personal de Criminalística.

Sin embargo, la novedad más relevante informada por fuentes allegadas a la investigación fue el levantamiento de huellas olfativas realizado por el veterinario Mario Rosillo, experto que está al frente de la División Canes de la Policía provincial.

Más allá de los daños provocados por el siniestro, estos registros se encontraron en la parte trasera del vehículo, es decir en el lugar ocupado por el asesino. Por eso Rosillo y los perros adiestrados que llegaron a la región también trabajaron por la tarde en la zona donde apareció el auto incinerado, con el objetivo de determinar en qué dirección y hasta dónde llegó el autor del crimen después de iniciar las llamas.

En tanto, ayer quedó confirmado que la billetera del taxista fue encontrada el miércoles, durante los primeros rastrillajes, y que estaba vacía. Esto confirma que, más allá de cuál fue el verdadero móvil del crimen, hubo un robo.

El cuerpo de Vázquez fue entregado a sus familiares pasado el mediodía de ayer, para realizar el velatorio que anoche continuaba en una capilla del barrio donde vivía el taxista.

Durante la mañana los hermanos de la víctima y otros allegados se entrevistaron con el juez de instrucción Pablo Iribarren, quien se hizo cargo de la causa en el reinicio de las actividades en tribunales y como subrogante del Juzgado Penal 10.

Por su parte, después del trabajo inicial de Elsa Alasino la investigación está en manos del fiscal en comisaría de Allen, Ricardo Romero.

Ambos funcionarios judiciales también recibieron, en sendas entrevistas, al secretario de Seguridad de la provincia, Miguel Bermejo, quien sigue de cerca todos los pasos del proceso junto a las autoridades de la Policía. (AR / AC)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios