Jubilados siguen esperando

Anses debe reliquidar los aumentos que no se aplicaron sobre "la zona desfavorable", y el gobierno tiene que abonar una "suma no remunerativa" suspendida cuando transfirió el sistema previsional.



VIEDMA.- Los jubilados rionegrinos siguen esperando el cumplimiento de dos asignaturas pendientes: Anses debe reliquidar los aumentos que no se aplicaron sobre “la zona desfavorable”, y el gobierno de Río Negro tiene que abonar una “suma no remunerativa” suspendida cuando transfirió el sistema previsional.

Ambas deudas tienen decisiones políticas favorables, pero aún no se aplicaron y los pasivos transferidos continúan a la espera.

En su viaje a Viedma, el titular del Anses, Sergio Massa adelantó que existiría una “solución a la brevedad” porque Anses mantuvo “una errónea interpretación jurídica” al “aplicar la forma de cálculo de los aumentos”. Los dos aumentos -un 11 por ciento inicial y un 13 por ciento desde enero- se liquidaron sin aplicarse la “zona desfavorable”, que equivale a un monto de un 40 por ciento. La corrección determinará una automática suba del 9 al 11 por ciento, además de los retroactivos.

Además de otros compromisos, Massa habló en Viedma a principios de marzo pero, casi dos meses después, todo sigue igual. Los haberes jubilatorios de mayo -que comenzarán a pagarse en los próximos días- tampoco prevé la reliquidación para los 14 mil pasivos rionegrinos transferidos al Anses.

Otro compromiso pendiente producto del traspaso previsional se generó cuando hace más de una década Anses suspendió el pago de una suma no remunerativa que se abonaba a los pasivos rionegrinos.

El organismo nacional eliminó ese aporte que Río Negro abonaba a los jubilados docentes y de la ley 1844. Poco a poco, la mayoría de esos pasivos presentaron demandas en la Justicia Federal, que resolvió favorablemente para los jubilados y cumplió con algunos embargos.

En noviembre pasado, el gobierno de Miguel Saiz anunció que restituirá esa “suma no remunerativa” a unos 3.000 pasivos. Un estimación del retroactivo superaría los 28 millones y su cancelación será en bonos, seguramente en Bogar 2, que vencen en el 2.018.

En Hacienda se consideró que esa entrega se cumpliría a partir de marzo o de abril, pero recientemente el ministro Pablo Verani reconoció que actualmente se cumplen gestiones nacionales para que autoricen la entrega de los Bogar ya que los mismos contemplan una indexación cuando los convenios financieros entre Río Negro y la Nación prohibe expresamente estas características en la emisión de nuevos títulos.

Así, la provincia no tiene plazos para la cancelación de esos compromisos que se acumularon cuando, en enero de |997, Anses deja sin efecto la suma fija no remunerativa y no bonificable que se liquidaba junto al haber previsional a todos los pasivos de la ley 1844 y los docentes”.

Ese adicional no remunerativo fue instituido por el decreto 1467/93 y recien fue derogado el año pasado para evitar que se siga acumulando obligaciones hacia los jubilados. Hasta entonces, el gobierno provincial entendió que aquel decreto quedaba derogado -como otras normas- con el marco del convenio de la transferencia del sistema previsional, que se instrumentó en junio de 1996.

 

Fuente: (AV).


Comentarios


Jubilados siguen esperando