Juego terminó en tragedia



LA PLATA (Télam).- Un niño de 4 años murió y otro de 8 sufrió quemaduras en el 90% de su cuerpo, al incendiarse ayer una casilla que ambos habían armado para jugar, en la localidad bonaerense de Berisso, informaron fuentes de Defensa Civil.

El pequeño que falleció fue identificado como Jeremías, mientras que el otro menor de edad fue internado en grave estado en el Hospital de Niños de La Plata, señaló una fuente de Bomberos.

Ambos habían construido una casilla para jugar, en la esquina de las calles 29 y 162 Norte, de Berisso, la que tomó fuego por causas no precisadas.


Comentarios


Juego terminó en tragedia