Juicio al ginecólogo: pocos avances en la causa por violación de la joven

Por ahora el legajo está archivado en Roca a la espera de que aparezcan nuevos elementos. La víctima declaró que podría reconocer al autor.



La joven fue interrogada por la fiscalía durante su internación, y colaboró poco con la investigación.

La joven fue interrogada por la fiscalía durante su internación, y colaboró poco con la investigación.

La causa en la que se investiga la violación sufrida por R.P. avanzó poco, en parte porque la joven no está en condiciones de aportar información a la fiscal encargada del caso.

Según pudo averiguar “Río Negro” a través de fuentes oficiales, el abuso sexual con acceso carnal ocurrió en noviembre de 2016 en Roca. Allegados a la joven dejaron trascender que el autor fue un familiar.

Oficialmente, el Ministerio Público Fiscal de la Segunda Circunscripción con asiento en Roca informó que el 10 de abril de 2017, cuando la víctima ya estaba internada y se le había negado el aborto que pedía, su madre realizó la denuncia de abuso sexual en Cipolletti, ratificada por la joven ese mismo día.

Comenzó a intervenir la Oficina de Atención a la Víctima (Ofavi) de la Cuarta Circunscripción, hubo interconsultas con una psicóloga y con los asistentes sociales del hospital.

La joven, que estaba en pleno trauma porque no le realizaban el aborto y la mantenían en el hospital, no colaboró con la investigación: dijo que no conocía al agresor pero que si lo volvía a ver tal vez podría reconocerlo.

Para entonces ya estaba distanciada de su madre y de buena parte de su familia.

En mayo de 2017, según el reporte suministrado a este diario, intervino la Ofavi de la Segunda Circunscripción. Y tal como ocurrió en Cipolletti, el informe para la Fiscalía de Delitos Sexuales fue que “por su estado psicológico y emocional la joven no ha podido colaborar, responde a las consultas con monosílabos, y esto se mantiene a lo largo del tiempo de la intervención”.

Luego “brinda en sede fiscal de Roca la misma colaboración, pero es reticente a contestar preguntas y en algunas oportunidades no asiste a las entrevistas pautadas con la fiscalía”.

El 4 de diciembre pasado “la causa fue archivada con el objetivo de esperar que surja prueba nueva que permita continuar con el proceso, y el legajo no prescriba”.

Desde el MPF recordaron que “el archivo de una causa no significa que la misma deja de existir, sino que se espera que haya prueba nueva o suficiente para poder avanzar”.

Por último, resaltaron que “esta causa del abuso es independiente de la de incumplimiento de deberes de funcionario público que se está concretando en la Cuarta Circunscripción”.


Comentarios


Juicio al ginecólogo: pocos avances en la causa por violación de la joven