Juliana Rodríguez, la jugadora y D.T. de Allen a la que nada la detiene

Es la primera mujer del mundo que dirige una escuela de directores técnicos; jugó en el Sevilla, Barcelona y River. Ahora, sueña con meterse en la política para poder aportar sus conocimientos, y también con liderar la selección femenina.



Si se habla de personas que rompen prejuicios, Juliana Rodríguez es una de ellas. A los 30 años, la joven nacida en Allen, es la primera mujer que dirige una Escuela de Directores Técnicos de Fútbol, la que se fundó en 2016 en Roca. Y en su currículum figura que además, jugó en los equipos femeninos del Barcelona, Sevilla y River.


Su amor por el fútbol nació temprano: a los 7 años tuvo su primer contacto con la pelota. En ese momento vivía en Chubut y acompañaba a su papá al club Comisión de Actividades Infantiles de Comodoro Rivadavia. A los 8 comenzó a jugar en el club, siempre al lado de hombres, ídolos que tenía desde pequeña. A los 12, se probó en River. “Estuve jugando con chicas de 30 años y ahí surgió la posibilidad de irme a España, jugué en el Barcelona y luego en el Sevilla, siempre con mayores, en el equipo femenino”, cuenta con nostalgia.


Sus siete años en Europa le dieron la experiencia que la define. Pero cuando cumplió 21 comenzó a extrañar a su familia, su gente, sus raíces. Además, en una de las prácticas en el Sevilla sufrió una lesión en la rodilla izquierda y tomó la decisión de volver a su país.


Tras llegar a Buenos Aires siguió jugando un tiempo en River hasta que retornó a Río Negro. “Me retiré como jugadora de fútbol porque no podía tener una continuidad como en Europa”, explica.


Mientras habla con “Río Negro” juega con la pelota y demuestra su talento. Primero se quita los lentes y luego pisa el balón como los grandes del fútbol. Aunque no pudo seguir como jugadora, Juliana no se detuvo y continuó capacitándose hasta recibirse en al Asociación de Fútbol Argentino como directora técnica. En 2016 abrió la escuela de directores técnicos en Roca, que es la única que hay en Río Negro.


“Soy la única mujer en Argentina, según dicen los medios en el mundo, que está a cargo de una escuela de directores técnicos”, dice, orgullosa.
Hoy sueña con hacer política a través del deporte y recorrer los barrios de Allen.

La foto con el ídolo. (imagen de Facebook)

“A Messi le dije que iba a ser uno de los mejores del mundo y que gracias por su sencillez. No es de muchas palabras, lo justo y necesario”.

Juliana Rodríguez


Juliana cuenta que cuando estuvo en España le dolían los prejuicios machistas que hay en el fútbol porque “hay mucha comparación entre el hombre y la mujer en cuanto a las capacidades tanto técnicas como físicas”.
Sin embargo, asegura, los prejuicios no eran siempre de hombres. “Había madres que gritaban pegale a Juliana. No puedo decir en mi caso que un género fue más machista que otro sino que los dos tuvieron un enfoque muy importante”.


Pero destaca que para romper esos estigmas se capacitó y ganó experiencia. “Esto me ha ayudado para hablar con un hombre de fútbol de igual a igual, hablar el mismo idioma”, dice.
Juliana ahora quiere ayudar a su Allen natal. “Quiero aportar; desde la política quiero potenciar el deporte en Allen, ayudar en la parte de la formación en Río Negro”, explica.

“Me estoy capacitando mucho en Buenos Aires. A fin de año, tengo que ir a Europa a brindar clínicas de fútbol , de técnica y táctica tanto para hombres como mujeres”, cuenta. “Dicen que la técnica es diferente, pero es la misma para mujeres y hombres, hay que terminar un poco con eso”, expresa.


(fotos: César Izza)

Ella, que lleva décadas en el ambiente, no duda en pedir que se modifiquen las formas en las que se juega en el país. “Es un reclamo para los dirigentes: que exista el fútbol mixto en los clubes de la zona; que a la mujer la dejen jugar desde los cuatro años; que haya igualdad e inclusión como en cualquier otro deporte”, pidió.
Además remarcó que es muy importante que las mujeres se capaciten al igual que el hombre. “Haciéndolo no le vamos a ganar al hombre pero vamos hablar el mismo idioma”.


La joven también sueña con poder dirigir la selección femenina aunque señala que faltan las bases en el fútbol formativo.
“Hay muchas chicas de 30 años que son buenas pero nos falta la base con gente capacitada para eso”, asegura.


Comentarios


Juliana Rodríguez, la jugadora y D.T. de Allen a la que nada la detiene