Acusan a un soldado de rociar con nafta a una mujer e intentar quemarla, en Zapala

Ocurrió el domingo a la mañana a la salida de un boliche. Le formularon cargos y recibió detención domiciliaria por la crisis en las cárceles.

Un soldado voluntario de Zapala fue acusado de abusar de una mujer, que había sido su pareja, y de rociar con combustible a otra que salió a defenderla e intentar prenderla fuego. Le imputaron tentativa de femicidio y pidieron su prisión preventiva, pero la jueza de Garantías que intervino decidió darle detención domiciliaria debido a la crisis carcelaria y la falta de espacio en las comisarías.

De acuerdo a la investigación provisoria, el hecho ocurrió el sábado pasado alrededor de las 7 de la mañana en un boliche de Zapala.

Según la fiscal del caso Laura Pizzipaulo, el acusado tomó de modo intempestivo a una mujer que había sido su pareja, la agarró de la cara por la fuerza y le dio un beso mordiéndole el labio.

Luego, le recriminó que estuviera bailando con un compañero, un suboficial del Ejército. La mujer intentó irse, pero el acusado la tomó de una mano y la empujó contra una mesa, provocándole un golpe en la zona de las costillas.

La defensa de una amiga


Ante esta situación, la víctima se refugió en el baño del boliche junto a dos compañeras. Una de ellas fue a reprocharle al imputado la agresión y, luego de que él empezara a insultarla, llamó a personal policial que custodiaba el lugar. El soldado fue expulsado del local.

Dos horas después, alrededor de las 9 y ya en la calle, a la altura de la sede municipal de Zapala, el acusado se cruzó con esta mujer que le había reprochado la agresión hacia su expareja.

El bidón con combustible


Según la fiscalía, el imputado llevaba un bidón con nafta, comenzó a insultar a la mujer que estaba acompañada por otras personas y la roció con el combustible. Tomó un encendedor y empezó a decirle a que se lo iba a tirar para prenderla fuego.

Las personas que pasaban por el lugar lograron interponerse para frenar al imputado y se llevaron a la mujer.

El soldado, de 20 años, dio otra versión. Dijo que caminaba con el bidón de nafta cuando lo agredieron quienes habían estado en el boliche. Su defensor dijo que la secuencia quedó registrada en una cámara de vigilancia.

El delito que le atribuyeron la fiscal del caso Pizzipaulo y la asistente letrada Margarita Ferreyra fue abuso sexual simple en concurso ideal con lesiones leves, ambos agravados por ser cometidos a una expareja y con violencia de género, en concurso real con tentativa de femicidio.

Detención domiciliaria por la crisis en las cárceles


Como medida de coerción, pidieron que permanezca detenido con prisión preventiva por un plazo de 30 días por existir riesgo para la integridad de las víctimas.

La jueza de garantías Leticia Lorenzo, que dirigió la audiencia, dispuso la prisión domiciliaria por 30 días, con el argumento de que no hay disponibilidad en la comisaría para poder materializar la detención. Antes consultó a la fiscalía, que admitió que no hay cupo para más personas en las celdas.

Las cárceles de toda la provincia permanecen cerradas porque su capacidad está desbordada, y el efecto se siente sobre las comisarías donde tampoco hay espacio.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios