Acusaron al hombre que se había fugado luego de cometer un intento de femicidio en Neuquén

Walter Zanotti esperó a que su expareja estuviese dormida y buscó asfixiarla con un trapo embebido en alcohol. En la casa estaba su hijo de seis años. Abrió las perillas de gas, los encerró y prendió fuego el auto para que tomara la vivienda.

A las 20.27, del 3 de julio de 2023, una mujer llamó al 101. «Por favor necesito ayuda», dijo. Mencionó la dirección de su casa. Aseguró que su expareja quería matarla.

Ese lunes, Walter Hugo Zanotti, de 44 años, con quien había estado casada por 24 años, esperó a que estuviese dormida. Se colocó sobre ella, la inmovilizó, y le introdujo violentamente un trapo embebido en alcohol dentro de la boca. Al mismo tiempo le tapaba la nariz. La asfixiaba y le decía que se había comprado ropa interior que «seguramente iba a usar con el otro».

Estaban separados hacía un año, pero aún convivían en una casa del barrio Cuenca XV de Neuquén.

En la provincia, en 2022, 11.508 mujeres solicitaron asistencia por situaciones de violencia de género. En el 44,94% de los casos se trataba de maltrato crónico, ejercido entre 1 a 5 años. En lo que va de 2023 hubo cinco femicidios.

Esa noche la mujer se defendió como pudo de la agresión y en el forcejeo cayeron al piso. Él quedó sobre la víctima y continuó lastimándola contra los caños de la cama. En ese contexto ingresó su hijo más chico, de 6 años, y le pidió que por favor no matara a su mamá.

Zanotti se fue a la cocina. Ella y el niño se encerraron en la habitación. Él abrió las perillas de gas del horno y las hornallas. Salió de la casa y prendió fuego el auto que estaba en el garaje, con el fin de que tomara la casa. El humo llegaba al cuarto y la ventana tenía rejas. La policía y los bomberos deberieron cortarlas para auxiliarlos.

Se dio a la fuga hasta ayer cuando se entregó.

La asistente letrada de la fiscalía, Guadalupe Inaudi, le formuló cargos hoy. En la audiencia indicó que Zanotti renunció desde Bahía Blanca a su empleo en el supermercado La Anónima, el 5 de julio, mientras estaba prófugo. Trabajó en la empresa durante 17 años. El gerente de la sucursal declaró que había anticipado que se pediría vacaciones.

Incluso se comunicó con un vecino al día siguiente, el 6 de julio, para pedirle un número de teléfono y comentarle que se había «enceguecido». La misma respuesta fue la que dio Pablo Vilo, condenado el mes pasado por haber incendiado su casa con su familia dentro en Plottier.

La pareja tiene además dos hijas más grandes: una de 21 años, que ya no vivía con ellos, y una de 17 años, a la que Zanotti le había dicho ese lunes que se fuera en colectivo a natación.

Inaudi le imputó el delito de homicidio triplemente agravado: por haber mantenido una relación de pareja con la víctima, por femicidio y por haber sido causado por un medio idóneo para causar un peligro común (el fuego), en grado de tentativa, en concurso real con homicidio agravado por el vínculo y por haber sido provocado por un medio idóneo en grado de tentativa, en relación a su hijo.

Planteó que el acusado ejercía violencia de género verbal, psicológica, sexual. Ella lo había denunciado en 2020. Remarcó que él no aceptaba la voluntad de la mujer de separarse. Le pidió al juez de Garantías, Cristian Piana, que le impusiera prisión preventiva por ocho meses y la prohibición de mantener contacto con su expareja, sus hijas y su hijo. Señaló que Zanotti demostró que «tiene la capacidad para permanecer oculto».

«No existe ese plus de confianza en el imputado a raíz de la conducta que ha mostrado a lo largo del proceso», agregó Inaudi.

Piana hizo lugar al plazo de la detención y fijó la investigación en cuatro meses.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios