Bariloche: lo condenaron a 15 años de prisión por abusar de su hijo

Fue la pena que le impuso un tribunal de esta ciudad que lo juzgó y lo declaró culpable por los hechos que la fiscalía le atribuyó. El hombre estuvo prófugo de la Justicia y lo atraparon en Brasil, pero hubo que hacer un juicio de extradición que demoró 2 años. Cumple prisión preventiva porque la sentencia no está aún firme.

Durante más de cinco años, un hombre sospechado de haber cometido abusos sexuales agravados contra su hijo pequeño eludió la Justicia. Sin embargo, tras una prolongada búsqueda, al final lo sentaron en el banquillo de los acusados y un tribunal de juicio de Bariloche lo declaró culpable. Y esta semana, los jueces lo condenaron a 15 años de prisión.

Fuentes judiciales informaron que el imputado, cuya identidad mantuvieron en reserva para preservar a la víctima, llegó al juicio detenido con prisión preventiva y que seguirá alojado en el penal de esta ciudad a pesar de que la sentencia todavía no está firme.

El tribunal, integrado por la jueza Romina Martini y sus pares Victor Hugo Gangarrosa, juzgó al acusado días atrás y por mayoría lo declaró culpable de dos abusos aberrantes que cometió contra su hijo y por unanimidad de un tercer hecho.

El fiscal Martín Govetto, que investigó los hechos denunciados, lo acusó por haber abusado sexualmente del pequeño en el período comprendido entre enero de 2008 y junio de ese año. El abuso sexual agravado, señalado por el fiscal como el primer hecho, lo ejecutó en la vivienda que el imputado compartía con el niño en esta ciudad. Una mujer que observó la situación lo detuvo, pero el hombre la apuntó con un arma de fuego para que no le comente a nadie lo que había visto.

El segundo hecho ocurrió en junio de 2008, en el interior de un vehículo, que estaba estacionado en las inmediaciones del domicilio donde la víctima y el niño convivían. El padre obligó al pequeño a observar a dos mujeres desnudas que tenían relaciones sexuales. Como el niño no quería, el hombre le dio una cachetada.


Los delitos atribuidos al acusado


El tercer abuso sucedió, según la acusación fiscal, después de junio de 2008 y antes diciembre de ese año, en el domicilio donde vivía el padre con su pareja y el niño. También, el padre lo obligó a mirar cómo él tenía relaciones con su pareja.

Govetto lo acusó por abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado por el vínculo y por haber sido cometido contra un menor de 18 años de edad aprovechando la convivencia y por la utilización de un arma de fuego. También lo acusó de abuso sexual simple agravado por el vínculo y por haber sido cometido contra un menor de edad aprovechando la convivencia.

Los jueces Martini y Gangarrosa lo declararon culpable de los tres hechos, mientras que Arroyo solo por el tercero, señalaron las fuentes a Diario RÍO NEGRO.

Comunicaron que el 21 de diciembre pasado se hizo el juicio de cesura en el que los jueces le impusieron la pena de 15 años de prisión.

El fiscal había solicitado 17 años de cárcel para el acusado, mientras que la defensa pública una pena mucho menor.


Cinco años tardaron para sentarlo en el banquillo


Sentarlo en el banquillo de los acusados no fue una tarea sencilla para la fiscalía. El hombre había sido procesado en 2018 por los abusos en perjuicio de su hijo con el sistema procesal anterior a la reforma.

Cuando entró en vigencia el nuevo Código Procesal Penal, la causa se ajustó al esquema vigente y, por eso, se le formularon cargos. El expediente avanzó y el juicio se convocó para mediados de septiembre de 2018 , pero el imputado no apareció.

Cuando la Policía lo fue a buscar no estaba en el domicilio que había informado a la Justicia, en Banfield, provincia de Buenos Aires.

La justicia rionegrina lo declaró en rebeldía y pidió su captura. El 6 de abril del 2021, la Policía de Brasil lo ubicó en San Pablo y lo detuvo. Las fuentes explicaron que dos años demoró el proceso para trasladarlo desde Brasil hasta Bariloche, porque se negó a ser extraditado. En consecuencia, hubo que hacerle un juicio de extradición. Llegó semanas atrás a esta ciudad y recién este mes pudo ser juzgado.

Por los abusos que sufrió el niño en 2008 se originó otra causa en la que se imputó a la pareja del padre. Las fuentes informaron que la mujer fue condenada tiempo atrás en un juicio abreviado a 3 años de prisión en suspenso.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios