Compareció un agente inmobiliario denunciado por supuestas estafas en Villa La Angostura

El sospechoso se presentó en una comisaría de la ciudad de Neuquén, donde lo notificaron de la causa penal en trámite. Fuentes judiciales informaron que en los próximos días el fiscal pedirá la audiencia de formulación de cargos contra el exempleado de una inmobiliaria de Villa La Angostura.

El agente inmobiliario Ramiro Fernández, que está sospechado de haber cometido supuestas estafas con la venta de inmuebles en Villa La Angostura, se presentó en una comisaría de la ciudad de Neuquén para ponerse a disposición de la justicia.

Sobre Fernández pesaba una orden de captura, que había dictado semanas atrás la Fiscalía de Villa La Angostura, porque no compareció cuando se lo requirió. El sospechoso se presentó el viernes en una unidad policial donde le hicieron el fichado correspondiente, con las huellas dactilares. Allí, fue notificado oficialmente que está incriminado en un legajo penal. Las fuentes comentaron que Fernández constituyó domicilio en Buenos Aires.

Fuentes judiciales informaron que en los próximos días el fiscal del caso Adrián De Lillo se reunirá con los querellantes y pedirá además la audiencia de formulación de cargos.


Los damnificados


Las fuentes dijeron que en la fiscalía de Villa La Angostura se presentaron quince víctimas, pero además un querellante denunció varios hechos de presuntas estafas, con varios damnificados.

Comentaron que de los quince denunciantes, trece quisieron que la fiscalía siga adelante con las averiguaciones para recolectar evidencias. Además, mencionaron que algunos damnificados hicieron acuerdos con la inmobiliaria que el sospechoso usó de pantalla para ejecutar las maniobras.

El agente inmobiliario trabajó tiempo atrás para la inmobiliaria Lepore, que lo denunció también por el perjuicio ocasionado.

Fuentes que conocen el caso revelaron que el sospechoso ejecutó tres métodos para cometer presuntas estafas: préstamos con pagarés, la venta de lotes que los vendía varias veces con boletos de compraventa o con reserva.

Las fuentes comentaron que el perjuicio patrimonial a las víctimas supera supuestamente los 2 millones de dólares.

Comentaron que el sospechoso montó en los últimos años un sistema de estafas piramidal. Las fuentes revelaron que además los denunciantes relataron que el agente inmobiliario tomaba reservas y no las cumplía o firmaba pagarés financieros.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios