El Procurador criticó a un tribunal por el proyecto Laderas en El Bolsón y pidió que se desestime la demanda

Jorge Crespo apuntó contra la Cámara Civil de Bariloche y le requirió al Superior Tribunal de Justicia (STJ) que desestime el juicio contencioso por el proyecto de desarrollo inmobiliario.

En un durísimo dictamen, el Procurador de Río Negro pateó el tablero y le requirió al Superior Tribunal de Justicia (STJ) que desestime el juicio contencioso por el proyecto Laderas. Jorge Crespo apuntó contra la Cámara Civil de Bariloche y advirtió falta de diligencia e innumerables errores procesales. Pero, sobre todo, puso el acento en los excesivos plazos para fallar no sólo en este sino en otros reclamos derivados.


El dictamen del Procurador Jorge Crespo favorece la finalidad del grupo Laderas para urbanizar un predio en Pampa de Ludden, al pie del cerro Perito Moreno y a unos 25 kilómetros de El Bolsón. Crespo se valió de una seguidilla de errores cometidos por la Cámara Civil de Bariloche, el último tribunal que decretó las nulidades de las ordenanzas municipales de El Bolsón y otras resoluciones administrativas que habilitaban el proyecto de 2013.


Ese fallo fue apelado por la Fiscalía de Estado y ahora el STJ tendrá que darle luz verde o luz roja al grupo Laderas. El Procurador sostuvo en su dictamen – palabras más, palabras menos – que la Cámara Civil tardó tanto en fallar que el proyecto inicial de 2013 quedó obsoleto y que incluso el grupo Laderas renunció a esos derechos e impulsó un nuevo plan de urbanización en 2016. Esa segunda propuesta generó otras ordenanzas y una audiencia pública, en diciembre de ese año.


“A modo de ejemplo se advierte que resulta de un error manifiesto que el tribunal ha tomado como plataforma para su análisis un proyecto que contiene cancha de golf cuando, como ya se ha dicho, el esquema que contenía ese sector ha sido desechado”, puntualizó Crespo.


Es la primera vez que el Procurador utiliza términos tan duros en un dictamen, sobre todo para referirse a la tarea de las y los jueces. Sin embargo, en el caso de la Cámara Civil – integrada por Emilio Riat, Marcela Pájaro y Federico Corsiglia – Crespo no escatimó en calificativos. Tras conocerse el dictámen los denunciantes están iniciando una convocatoria para para movilizarse el viernes.


Entendió que el proyecto sobre el que se expidió el tribunal de Bariloche “perdió actualidad, vigencia y efectividad” y esa circunstancia fue atribuida a la demora en fallar no solo en este caso sino en otro caratulado como Fernández, también del mismo tema.


Apuntó a la falta de diligencia, calificó el proceso como irregular y poco ordenado en cuanto a los plazos. Marcó errores en la tramitación de recursos, en la aplicación de normas relativas a la caducidad de instancia e insistió en el incumplimiento de los plazos para fallar.

Consideró que hubo “contradicción entre los pronunciamientos e innumerables errores procesales que se advierten y sobretodo la incidencia que ha tenido el excesivo tiempo que el tribunal ha demorado en resolver el objeto del presente litigio, el cual ha impactado en los hechos denunciados el 10 de mayo de 2013, generando un dispendio jurisdiccional innecesario”.


Para Crespo la demora de diez años modificó en lo sustancial y casi en su totalidad los alcances del proyecto Laderas. Y por eso le requirió el STJ que desestime el juicio contencioso administrativo. Su dictamen es un visto bueno para la urbanización con fines turísticos del cerro Perito Moreno (pero del proyecto de 2016, no el de 2013).

Tras conocerse el dictamen los denunciantes realizaron una convocatoria por redes sociales para para movilizarse el viernes, al cumplirse 20 años de los reclamos iniciales en este caso promovidos por la Asamblea en defensa del Agua y la Tierra de Mallín Ahogado.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios