Habló la mamá del soldado de Zapala: «El juez dice que un amigo mató a mi hijo para ayudarlo, es absurdo»

Ratificó la movilización del 1 de junio, cuando se cumplirá un año del asesinato de Pablo Córdoba en el Grupo de Artillería 16 de Zapala.

Hace tiempo que Natalia Uribe lo expresó: «nos estamos enfrentando a dos monstruos, al Ejército y a la justicia, representada por el juez Greca«. Pocos días antes del primer aniversario del asesinato de su hijo Pablo Córdoba en el Grupo de Artillería 16 de Zapala y en la misma semana en que hubiera cumplido 22 años, siente que el magistrado «nos dio un golpe más, quiere desestabilizarnos, ver hasta dónde somos capaces de resistir».

Natalia habló este lunes con diario RÍO NEGRO sobre el escrito de 80 páginas que el juez Hugo Greca incorporó al expediente con sus cuatro hipótesis del caso. Tres incluyen el suicidio y una el homicidio.

Además el juez dispuso la difusión de su trabajo a través del Centro de Información Judicial, un sitio de acceso público. «Si esto se comunica todos van a tener conocimiento, incluido los asesinos, los cómplices, y van a alinear sus relatos para que todo coincida», dijo Natalia. «Estamos ante un hecho gravísimo».

Agregó que a medida que leía el escrito «se me revolvía el estómago. Forzó las pruebas, las evidencias, las torció para encuadrarlas en el suicidio».

Lo que dice la prueba científica


Según el juez Greca, Pablo se suicidó porque atravesaba un mal estado de ánimo, pese a que la autopsia psicológica fue contundente al señalar que «es posible deducir que no se cumpliría con los indicadores de conducta suicida o de autolesión, ya que no se evidenciaron sentimientos de desesperanza hacia el futuro; ni una conducta hostil para sí mismo».

La hipótesis choca con otras pruebas científicas. El fusil no tiene huellas digitales, y en las manos del joven no hay restos de pólvora. Según la autopsia, Pablo no pudo dispararse dos veces en diferentes lugares de la cabeza porque el primer proyectil lo dejó incapacitado. También resulta inexplicable que el cargador se haya salido del fusil. Además, el trabajo científico no determinó el calibre de los proyectiles.

Greca se saltea estas conclusiones, o les busca una solución extravagante: el suicidio asistido.

Tal como lo explicó Natalia, «el juez dice que quizá mi hijo le comentó a un amigo que se quería suicidar, y éste le pegó un tiro por camaradería, por amistad… No puedo creer que diga eso y lo quiera publicar».

«O dice que vino otro soldado a ayudarlo y se le escapó el segundo tiro, no se puede creer», agregó la mamá del soldado.

La supuesta extorsión


Parte de la teoría del juez es que Pablo era víctima de extorsión por parte de personas que viven en la provincia de Mendoza. En su escrito figuran nombres, documentos, teléfonos, direcciones y hasta fotos. «Son gente muy pesada, si publica eso nos pone en peligro, está jugando con nuestra vida», advirtió Natalia.

Además de revelar todos esos detalles, el magistrado se declara incompetente para investigar la supuesta extorsión y le pasa el expediente a la justicia de Mendoza. Con semejante publicidad, las posibilidades de esclarecer la extorsión se evaporan.

Natalia se preguntó además «qué está haciendo el juez que tiene que investigar a Greca por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Están todos muy relajados».

Esa causa la tramita Gustavo Villanueva desde Neuquén capital.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora