Juntan firmas para que un niño de 4 años no sea separado de la familia que lo crió desde bebé

Un matrimonio inició una petición en la plataforma Change.org para quedarse con el pequeño, a quien resguardan en tránsito desde hace 4 años. Iniciaron los trámites para adoptarlo, pero una jueza frenó el proceso.

Pablo Lanús y Elena Moreno Vivot son un matrimonio que se encuentra luchando para mantener la crianza de un niño de 4 años con retraso madurativo, a quien mantienen en tránsito desde que nació. Aunque inicialmente la idea no era adoptarlo, sino brindarle un hogar hasta que la Justicia decidiera su destino, cambiaron de parecer.

Es por eso que la pareja inició una petición en la plataforma Change.org bajo el título “Firmá para que ‘José’ se quede con Pablo y Ele». La solicitud, ya reunió casi 140 mil firmas, apunta recibir con la mayor celeridad posible la custodia definitiva del chico.

A pesar de tener cinco hijos, quisieron sumarse a un proyecto de «familias en tránsito» para niños sin hogar. En 2019 los llamaron para decirles que había un bebé de 4 meses al que podrían darle abrigo.

En su momento la pareja pensó que iban a ser solo algunos meses, pero pasaron casi 4 años desde aquel momento. Con el correr del tiempo, y al ver que el niño seguía creciendo con ellos, decidieron empezar los trámites de adopción. Lo mandaron al mismo colegio donde llevaban a sus hijos y lo contuvieron en todo lo necesario.

La ley dice que el límite son 180 días, pero nunca se cumple. Es imposible resolver la causa de un chico y encontrarle una familia en seis meses. El promedio es de un año. Eso fue lo que nos dijeron, pero pasó mucho más”, contó Elena.

Los últimos movimientos de la causa le generaron un dolor de cabeza a la familia Lanús-Moreno Vivot, ya que cambió la jueza que interviene en la causa. En poco más de 15 días, la magistrada resolvió que deben entregar a José dentro de las próximas 24 horas en un servicio zonal, que le iban a buscar una familia después de tanto tiempo.

La asesora de menores, Cinthya Sánchez, se opuso desde un principio a que lo adoptemos. Ella nunca nos conoció, jamás pisó nuestra casa. Ella se atiene al libreto que dice ‘no se puede’, y jamás consideró todas las particularidades del caso», sostuvo Elena.

De acuerdo al informe social, el pequeño no está preparado para otra desvinculación. “La Justicia está obligada a escuchar a José, tiene las herramientas para comprenderlo, pueden interpretar la voluntad y el deseo de José. Ya no importan los errores de la Justicia o los nuestros como familia en tránsito primerizos: el bien superior en la Justicia de familia es el niño”, recalcó Pablo.

La pareja ya sufrió la pérdida de uno de sus hijos a quien se le cayó una rama en la cabeza el 7 de enero y murió en el acto.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora