Un periodista de la estatal LU19 acusado por un gravísimo caso de abuso sexual

Hugo Jara fue imputado por el delito de abuso sexual ultrajante agravado. Fabián Galli, presidente de Radio y Televisión Río Negro, adelantó que el vínculo laboral "está terminado".

La formulación de cargos contra un trabajador de LU19 puso, otra vez, en el ojo de la tormenta a los medios de la provincia. El reconocido movilero de la estatal LU19 de Cipolletti Hugo Jara fue acusado hoy por un gravísimo delito contra la integridad sexual de un joven menor de edad. A siete meses de la denuncia que radicó la madre de la víctima, la fiscalía le imputó los delitos de abuso sexual ultrajante agravado por la guarda de hecho.

Al caso de Jara se le suma el del conductor Emiliano Gatti y el de otro locutor de LU19 que ya fue condenado. También hubo una denuncia por maltrato laboral en la AM de Sierra Colorada, perteneciente al grupo de medios de la provincia. Las autoridades se encuentran en un brete sobre cómo rescindir ese tipo de vínculos cuando los trabajadores transitan instancias judiciales.


Según las fiscales que investigan el hecho, Jara abusó sexualmente en reiteradas oportunidades en un periodo de al menos cinco años. La teoría del caso del Ministerio Público Fiscal es que la víctima era un niño pequeño cuando comenzaron los abusos.

El periodista estaba a cargo de su cuidado una vez por semana y en esas circunstancias aprovechaba para cometer los abusos. Lo amenazaba con matar a sus padres si contaba lo ocurrido. No se consignan mayores detalles para evitar la identificación de la persona menor.

La madre del joven comenzó a detectar una serie de comportamientos extraños y allí se develaron los abusos, siempre siguiendo la acusación del Ministerio Público. El hecho podría haber sido encuadrado también en el delito de corrupción de menores, pero las fiscales por ahora solo acusaron por abuso sexual. La formulación de cargos es una etapa prematura del proceso penal y los acusadores cuentan con herramientas para reformular la acusación durante la investigación. La jueza Agustina Bagniole dio por formulados los cargos.

El hecho salió a la luz hoy con la acusación formal, pero era un secreto a voces. Mientras se realizaba el mediático juicio por el homicidio de Facundo Castillo, en junio del año pasado, hubo un gran revuelo en la Oficina Judicial de Cipolletti. Jara estaba acreditado para cubrir el debate y en un momento un grupo de personas ingresaron para agredirlo.

Supuestamente en ese momento, la víctima había develado la situación. Y por eso quisieron lincharlo. La madre del niño radicó la denuncia ese mismo día. LU19 tomó la decisión de sacarlo del aire. Y fue reemplazado por otro colega.

No es la primera denuncia que salpica a los medios de comunicación del gobierno. En abril del año pasado una grave denuncia por violencia de género y laboral involucró no solo al director de la AM 880 de Sierra Colorada Patricio Tolosa sino a las autoridades de Radio y Televisión Río Negro y a funcionarios del gobierno de Arabela Carreras. Como es de política, y nunca mejor dicho, hubo un “silencio de radio” en torno al caso.

LU19 también registra un caso de un locutor que fue condenado en 2020 a ocho años por abuso sexual. El imputado se encuentra todavía con un recurso ante la Corte Suprema.

En la gestión de Arabella Carreras el responsable de los medios estatales era Roberto Echegoyenberri, quien en el caso de Emiliano Gatti decidió desvincularlo luego de la formulación de cargos, misma etapa que atraviesa hoy Jara.

El actual titular de Radio y Televisión de Río Negro ahora es Fabián Galli quien ya adelantó que la relación laboral con el movilero “está terminada”. El funcionario reveló que este mes Jara no cobró su salario y que buscará ponerle fin al vínculo laboral, pero que debe respetar los tiempos de la justicia.

La fiscalía registró un importante retraso desde que hizo la cámara Gesell en agosto del año pasado hasta que formuló cargos hoy. Por eso la relación laboral de Jara con el Estado entró en una nebulosa. Sí se seguía el criterio del anterior presidente de Radio y Televisión Río Negro, Echegoyenberri, debieran desvincularlo con la formulación de cargos. Pero pasó medio año fuera del aire y se desconoce sí percibió su salario o parte de él.

Esta es la segunda vez que el gobernador Alberto Weretilneck lo pone a cargo de la comunicación estatal. Ahora deberá resolver cómo rescinde el vínculo con el movilero que lleva años en LU19.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios