Kiosqueros de Roca “peregrinan” por cigarrillos y los precios no bajan



Esta mañana había una cuadra de comerciantes esperando que abran las puertas de la distribuidora de calle La Pampa. Fotos: gentileza

Los cigarrillos llegan al cliente pero ” a cuentagotas”. Y es por eso que diariamente tienen que hacer una verdadera “peregrinación” para conseguir los cartones o apenas algunos atados, algunos de ellos de marcas muy poco conocidas.

A pesar del frío, no fueron pocos los pequeños comerciantes que hicieron fila en calle La Pampa casi Mitre, esta mañana en Roca.

Desde temprano los comerciantes hicieron fila sobre calle La Pampa.

“Estamos esperando a que abran las puertas, nos venden de manera limitada así que cada uno o dos días o a veces todos los días, tenemos que volver”, dijo uno de los comerciantes consultados.

Otra persona que tiene su local en calle Mendoza aseguró que muchos kiosqueros llegan a las 3 o 4 de la madrugada para hacer fila y conseguir algunos cartones para sus clientes.

“Algunas marcas poco conocidas se están vendiendo casi al doble. Un atado que antes de la pandemia se vendía a 80 pesos (de una marca poco conocida) hoy se está pagando 180 pesos. Las marcas más importantes se llegan a pagar 300 pesos”, aseguró.

Los sufridos kiosqueros hicieron fila hasta la calle Mitre.

El problema, aclaró, que a los locales que se encuentran fuera del casco céntrico les venden menos cantidad que a los kioscos más importantes.


Comentarios


Kiosqueros de Roca “peregrinan” por cigarrillos y los precios no bajan